Economía/Finanzas.- Caja Navarra podría evitar la emisión de 1.666 toneladas de CO2 al año con su programa de ahorro

MADRID, 16 (EUROPA PRESS) Caja Navarra afirmó hoy que ha reducido su consumo eléctrico un 25 por ciento, lo que supondrá evitar la emisión de 1.666 toneladas de CO2 a la atmósfera en términos anuales, desde que comenzó a aplicar en su red de oficina a finales de 2008 'Inmotican', su programa de ahorro energético. Según Caja Navarra, esta reducción se ha conseguido aplicando políticas de eficiencia globales que afectan a los equipos de climatización, iluminación y equipos de proceso. El programa, que permite una gestión activa de las políticas energéticas a la vez que genera información operativa, está instalado en 110 oficinas y tiene previsto la implantación total para septiembre de 2009. 'InmotiCan' supone una inversión de 3,5 millones de euros y ha sido seleccionado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) como proyecto estratégico, reconociendo su alto valor como motor de nuevas iniciativas y participa en el mismo a través del programa de Ayudas a Proyectos Estratégicos 2008-2012. En septiembre de 2007, Caja Navarra inició el proyecto 'InmotiCan' con un análisis previo, selección de tecnologías, definición de políticas energéticas y pilotaje de la solución a cargo de la compañía de servicios BT Global Services dentro de su iniciativa corporativa 'Oficina Verde' y de la mano de su partner tecnológico 'On Demand Facilities'. "'InmotiCan' es una realidad que nos está permitiendo ahorrar costes, mejorar nuestra gestión y a la vez concienciar y motivar a toda la empresa en el ahorro de la energía, dejándonos la sensación de estar haciendo algo innovador y realmente bueno para todos", indicó el director de eficiencia, compras y mercados internos de CAN, Miguel Ángel Castro Ezcurra.