Varias organizaciones lamentan la "opacidad" sobre los proyectos de fracking en Aragón y advierten de sus riesgos

Varias organizaciones lamentan la "opacidad" sobre los proyectos de fracking en Aragón y advierten de sus riesgos

Varias organizaciones lamentan la "opacidad" sobre los proyectos de fracking en Aragón y advierten de sus riesgos

ZARAGOZA, 23 (EUROPA PRESS)

Varias plataformas y organizaciones han criticado la "opacidad" y "ambigüedad" del Gobierno de Aragón respecto a los proyectos de fractura hidráulica o fracking en la Comunidad autónoma y han advertido de sus riesgos para el medio ambiente y la salud, así como para el desarrollo del territorio, apelando al principio de precaución.

Así lo han señalado en rueda de prensa, tras reunirse con los diputados CHA, Joaquín Palacín, y de IU, Luis Ángel Romero, en las Cortes de Aragón. En este encuentro, han participado la Fundación Ecología y Desarrollo, Ecologistas en Acción, COAGRET, Teruel sin Fracturar, ANSA, UGT, CC.OO., Colectivo Triacanthos y Equo.

El diputado de CHA, Joaquín Palacín, ha explicado que el fracking "amenaza prácticamente a todo el territorio aragonés", una técnica "que se está demostrando nefasta en muchos lugares del mundo", generando "problemas medioambientales" y "para la salud" y que "supone un cambio de modelo energético".

Ha agregado que en las Cortes de Aragón están trabajando "desde hace tiempo" y se aprobó por unanimidad hace seis meses una proposición no de ley que declara la Comunidad autónoma como territorio libre de fracking, si bien ha lamentado que desde el Gobierno autonómico no se trasladó este acuerdo al Ejecutivo central.

Además, dos meses después, se votó en contra por parte de los grupos que sostienen al Gobierno una proposición no de ley que rechazaba el fracking y "existe preocupación ciudadana cada vez mayor" por esta cuestión.

En este sentido, el diputado de IU, Luis Ángel Romero, ha expuesto que en el Debate del estado de la Comunidad celebrado la semana pasada se rechazaron dos propuestas de CHA e IU en contra del fracking y la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, "habló de que no hay que ponerle puertas al campo", cuando, en esta cuestión, "nosotros creemos que sí".

PARALIZAR EL FRACKING

Romero ha señalado que el objetivo común de los colectivos que han participado en la reunión de este martes "es paralizar el fracking en la Comunidad" y ha subrayado que "nos gustaría que en Aragón, igual que en La Rioja y Cantabria, hubiera una ley que prohibiera" esta práctica.

El diputado de IU ha advertido de que de desarrollarse esta técnica, afectaría a territorios que dependen de su patrimonio natural y paisajístico y que tienen una economía basada en la agricultura, ganadería y el turismo.

Al respecto, el miembro del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza y de la Plataforma Teruel sin Fractura, José Luis Simón, ha indicado que, además de la contaminación del agua subterránea, el uso de esta técnica tendría "impactos seguros" en la superficie.

Según ha apuntado, las instalaciones de exploración y explotación de la fractura hidráulica "hipotecan" el suelo donde se instalan ya que ocupan mucho terreno y, en caso de zonas de orografía irregular, se requiere un importante movimiento de tierras, por lo que "el paisaje cambia" y se impiden otras actividades.

Además, "el consumo de agua es tremendo" y ha recordado que esta técnica tiene como finalidad "extraer gas no convencional atrapado en rocas poco porosas" para lo que se produce su "fracturación inducida con agua a muy alta presión".

Simón ha expuesto que es una técnica "tecnológicamente costosa" y si bien se han puesto "grandes expectativas" en ella porque puede resolver problemas energéticos durante varias décadas, tiene unos "riesgos" que otras técnicas no poseen ya que se usa agua "a muy alta presión con adictivos químicos que pueden suponer una agresión al medio superficial y subterráneo que escapa a nuestro control".

INVESTIGACIONES SERIAS

Este miembro del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza ha considerado que antes de aplicar esta técnica habría que realizar "investigaciones detalladas" y "serias" sobre cuestiones sobre cuáles son los recursos, a qué profundidad están, donde hay acuíferos, cómo es la fractura natural y la inducida, cuál es el estado de tensiones de las rocas y como van a responder, o si hay fallas y se podrían provocar terremotos.

Sin embargo, estas cuestiones "no están contempladas en los pliegos estándar" y la mayoría de los proyectos "presenta una debilidad técnica extraordinaria que llama la atención", y ha criticado especialmente los presentados por la empresa Montero Energy, a la que algunas Comunidades le han denegado los permisos.

Simón ha indicado que esta empresa ha presentado tres proyectos en Aragón para investigar la posibilidad de aplicar esta técnica, en la zona sur de la provincia de Zaragoza y norte de Teruel, que ya han sido publicados en el Boletín Oficial de Aragón (BOA), si bien todavía no han obtenido la autorización.

Sí ha obtenido permiso, hace alrededor de un mes, para otro proyecto de investigación que se va a desarrollar entre las provincias de Zaragoza y Navarra, por lo que ha sido el Gobierno central quien ha debido tomar la decisión, si bien todavía no ha comenzado la actividad.

Además, hay otros seis proyectos que han entregado la documentación al Gobierno de Aragón, pero que todavía no se han publicado en el BOA, en las provincias de Zaragoza y Teruel, dos de la petrolera multinacional Vermilion y cuatro del grupo aragonés Samca.

SIN GARANTÍAS

Simón ha comentado que parece que hay una "avalancha de búsqueda de oportunidades en un sector que en Estados Unidos lleva entre diez y 15 años a pleno rendimiento" y que ahora "parece que quiere llegar a Europa", para considerar que la Administración debe descartar aquellas empresa que "cuyas garantías no estén certificadas".

En este sentido, sobre la posibilidad de que el Gobierno de Aragón autorice proyecto de investigación para posibles explotaciones futuras, ha subrayado que en el caso de los proyectos ya publicados en el BOA se contemplan acciones durante seis años, centrándose los dos primeros en técnicas convencionales y los cuatro siguientes en hacer pozos de prueba utilizando ya el fracking, a lo que se destina "el 90 por ciento de la inversión en investigación".

Además, ha advertido de que no se puede pretende que una empresa solo investigue si es posible la extracción de gas por esa técnica y, luego, no la explote, después de haberse gastado "mucho dinero" en lo primero.

El diputado de IU, Luis Ángel Romero, ha sostenido que "si el proceso de investigación supone usar la técnica del fracking, el Gobierno de Aragón no debería autorizarlo" y ha explicado que "estamos a la espera" de si concede esos permisos o no para saber si cumple el mandato de las Cortes de que la Comunidad está libre de la fractura hidráulica "o nos están engañando".

CRISTINA MONGE

La representante de la Fundación Ecología y Desarrollo, Cristina Monge, ha opinado que en vez de apostar por técnicas cuyas consecuencias "no están claras", habría que impulsar las energías renovables, "un sector que podía haber tenido más empuje si hubiera tenido apoyo político".

Ha agregado, que, "en virtud del principio de precaución", habría que "dejar ese tipo de experimentos" y ha criticado la "ambigüedad" del Gobierno de Aragón, así como el "oscurantismo" ya que "no hay información clara y no hay un debate técnico y ciudadano competente" sobre esta cuestión.

Además, ha estimado que este asunto, que es "complicado y complejo", está siendo objeto "social y políticamente de un embarullamiento, metiéndonos en un lío del que no sabremos cómo salir".