Descubren una nueva especie de rana en Costa Rica

  • San José, 20 may (EFE).- Científicos costarricenses descubrieron una nueva especie de rana, aparentemente endémica, en las montañas de la Cordillera de Talamanca, las más altas del país, informó hoy la estatal Universidad de Costa Rica.

Descubren una nueva especie de rana en Costa Rica

Descubren una nueva especie de rana en Costa Rica

San José, 20 may (EFE).- Científicos costarricenses descubrieron una nueva especie de rana, aparentemente endémica, en las montañas de la Cordillera de Talamanca, las más altas del país, informó hoy la estatal Universidad de Costa Rica.

De acuerdo con un comunicado oficial, la nueva especie pertenece a la familia de las ranas campana, que son muy comunes en las partes medias y bajas de Costa Rica, sin embargo, el nuevo batracio habita en una zona llamada Valle del Silencio, ubicada a 2.500 metros de altura.

La nueva rana, perteneciente al género Diasporus, "se distingue porque presenta un poliformismo cromático que varía del rojo al negro y al blanco, lo cual es único y raro entre las ranas campana", detalla el comunicado.

Los biólogos costarricenses, especialistas en herpetología y genética, descubrieron que esta nueva especie presenta diferencias de coloración entre machos, hembras e individuos jóvenes, algo que las diferencia de las otras tres especies ya conocidas de su género.

Otros rasgos distintivos son su canto de cortejo y sus colores distintivos: los machos son de color rojos con manchas blancas y negras, y las hembras son negras con manchas blancas. En su etapa juvenil, las ranas son de color vino con manchas blancas y negras, detalló Gerardo Chaves, uno de los investigadores.

Chaves subrayó que estas diferencias en la coloración no son comunes en los anfibios, y señaló que en Costa Rica únicamente se había observado este fenómeno en el extinto sapo dorado, en el cual el macho era rojo y la hembra negra con manchas rojas y amarillas.

Los científicos apuntaron que la nueva rana está concentrada en un área muy pequeña y cerrada, por lo que se cree que es endémica de la Cordillera de Talamanca, ubicaba en la zona sur del país.

"El Valle del Silencio presenta características particulares: lo cruza el río Terbi y abundan bosques de robles con suelos pantanosos mezclados con bambúes y bromelias de suelo. Es precisamente entre las bromelias donde se ha visto la mayor cantidad de ejemplares", indica el comunicado.

Para Chaves, este descubrimiento es muy importante para Costa Rica, pues hasta ahora sólo se habían identificado especímenes de rana campana en áreas situadas hasta un máximo de 2.000 metros de altura.