Centenares de indígenas toman un aeropuerto de la amazonia peruana

  • Lima, 16 abr (EFE).- Centenares de indígenas de la Amazonia peruana tomaron hoy el aeropuerto de la ciudad de Atalaya, fronteriza con Brasil, en el marco de una protesta nacional iniciada el pasado 9 de abril contra varias leyes que consideran lesivas a la integridad de sus territorios.

Centenares de indígenas toman un aeropuerto de la amazonia peruana

Centenares de indígenas toman un aeropuerto de la amazonia peruana

Lima, 16 abr (EFE).- Centenares de indígenas de la Amazonia peruana tomaron hoy el aeropuerto de la ciudad de Atalaya, fronteriza con Brasil, en el marco de una protesta nacional iniciada el pasado 9 de abril contra varias leyes que consideran lesivas a la integridad de sus territorios.

Un portavoz de la policía de Atalaya dijo a Efe que "unos 350 indígenas armados con flechas y palos han tomado el aeropuerto", tras agregar que la policía está a la espera de órdenes para intentar controlar la situación.

Por su lado, fuentes de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP), una de las organizadoras de esta protesta, aseguraron hoy que son más de dos mil nativos de las etnias Yines, Asháninkas y mestizos de Atalaya los que han tomado la terminal aérea.

Los manifestantes están decididos a quedarse hasta que el Gobierno del presidente peruano, Alan García, escuche sus demandas, agregó Aidesep en un comunicado de prensa difundido hoy.

Según esa asociación, la toma del aeropuerto de Atalaya perjudica a las empresas Repsol, Pluspetrol y Petrobras, ya que sus empleados y representantes "no pueden acceder a sus campamentos instalados dentro de los territorios indígenas".

Los nativos esperan que sus dirigentes puedan conversar el próximo lunes con el primer ministro peruano, Yehude Simon, para buscar una solución a sus problemas.

"De no haber respuesta satisfactoria a los intereses de los amazónicos la medidas (de fuerza) se radicalizarán", manifestó el presidente del FREDEDAM, Hugo Pérez Petza, en declaraciones citadas por Aidesep.

Desde la semana pasada, los habitantes de varias comunidades de la Amazonía peruana bloquearon el tránsito fluvial de dos importantes ríos selváticos, en el marco de esta protesta indígena.

Además, un grupo de nativos tomó el viernes pasado un campo petrolífero de Pluspetrol, lo que obligó a la empresa argentina a suspender sus operaciones en la zona de Dorissa, en Loreto.

Los manifestantes abandonaron las instalaciones de la petrolera al día siguiente, tras un diálogo con las autoridades peruanas, con lo que las operaciones retomaron su curso.

Los nativos amazónicos exigen que se deroguen las nuevas leyes de aguas y la forestal y se oponen a los tratados de libre comercio con Estados Unidos y Chile, entre otras peticiones.

En agosto del año pasado, miles de indígenas de la selva peruana realizaron una huelga de más de una semana, en la que se bloquearon carreteras y se tomaron instalaciones energéticas para exigir la retirada de dos decretos legislativos.

Tras las violentas protestas, el Congreso peruano derogó las dos polémicas leyes, que facilitaban la venta de terrenos comunales y nativos en Perú y que, según ellos, atentaban contra sus derechos ancestrales sobre la propiedad de las tierras.