El estado brasileño de Amazonas está en alerta por la histórica crecida de sus ríos

  • Río de Janeiro, 31 mar (EFE).- El estado brasileño de Amazonas está en alerta por el peligro de inundaciones en las próximas semanas, debido a la histórica crecida de los ríos Negro y Amazonas, que podrían anegar Manaos, la capital regional, afirmaron hoy autoridades locales.

El estado brasileño de Amazonas está en alerta por la histórica crecida de sus ríos

El estado brasileño de Amazonas está en alerta por la histórica crecida de sus ríos

Río de Janeiro, 31 mar (EFE).- El estado brasileño de Amazonas está en alerta por el peligro de inundaciones en las próximas semanas, debido a la histórica crecida de los ríos Negro y Amazonas, que podrían anegar Manaos, la capital regional, afirmaron hoy autoridades locales.

"Todo indica que las inundaciones de 2009 van a aproximarse bastante de la mayor registrada en el estado, que fue en 1953. Este tipo de inundaciones ocurre cada 50 años", afirmó el superintendente del Servicio Geológico, Marco Antonio Oliveira, informó la estatal Agencia Brasil.

La previsión es que el nivel del río Negro, que desagua en el Amazonas a la altura de Manaos, alcance un nivel de 29,68 metros, más de dos metros por encima del nivel actual, que está cerca de desbordarse.

Esa altura quedaría tan solo un centímetro por debajo de la marca de 1953, la mayor inundación del siglo XX, que produjo la inundación de varios barrios ribereños de la ciudad.

No obstante, la mayor preocupación en este momento no es la crecida del río Negro, sino del Amazonas, porque su nivel "continúa subiendo" y podrá aumentar hasta finales de abril, dijo Oliveira.

El Sistema de Protección del Amazonas explicó que las lluvias en la región han superado a la media de los últimos años desde el pasado octubre, cuando comenzó la época húmeda, como consecuencia del fenómeno meteorológico de "La Niña".

En la frontera con Perú y Colombia, seis municipios ya han declarado el estado de emergencia por la crecida del Amazonas, que ha obligado a desalojar a cerca de 5.600 personas, según la Defensa Civil regional.

Las comunidades rurales que viven a las orillas del Amazonas suele construir sus casas sobre pilares, para prevenirse de las crecidas normales del río, pero este año están siendo insuficientes, y muchas aldeas han quedado bajo las aguas del río más caudaloso del planeta.

Manaos, ubicada en el corazón de la selva, es la ciudad más industrializada y la más populosa de la región, con una población de 1,7 millones de habitantes.