La campaña 'Patagonia Sin Represas' llega hasta Italia para paralizar un proyecto de Enel en Chile

Se oponen a la construcción de cinco centrales hidroeléctricas, un proyecto que tachan de "destructivo e innecesario"

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

La Campaña Patagonia sin Represas, una iniciativa que cuenta con el respaldo de medio centenar de organizaciones ecologistas y ONG de todo el mundo, llegará en los próximos días a Italia con la intención de paralizar el proyecto hidroeléctrico que pretende llevar a cabo la empresa HidroAysén, en la que participa la compañía Enel, en Chile.

En declaraciones a Europa Press, el coordinador internacional del Consejo de Defensa de la Patagonia (CDP), Juan Pablo Orrego, manifestó su "oposición" a la construcción de cinco centrales hidroeléctricas que la empresa HidroAysén --compuesta por Endesa-Chile, controlada actualmente por Enel; y la empresa Colbún, del grupo Matte-- pretende instalar en la región chilena de Aysén.

El complejo, ubicado unos 1.700 kilómetros al sur de Santiago, contempla una inversión de unos 3.200 millones de dólares (1.556 millones de euros), tendrá una capacidad instalada de 2.750 megavatios y generará una energía media anual de 18.430 gigavatios por hora.

"Las cinco centrales se construirán sobre los cauces de los ríos Baker y Pascua, los más caudalosos de la región, y provocará la inundación de un total de 5.910 hectáreas de una zona rica en ecosistemas únicos, con gran presencia de bosque nativo y de especies endémicas con problemas de conservación", alertó Orrego, que insistió en que el proyecto "es destructivo e innecesario, dado el enorme potencial que posee el país en energías renovables no convencionales".

Hasta la fecha, los portavoces de la campaña se han reunido con el departamento de Responsabilidad Social Corporativa de la italiana Enel, "que se mostraron muy receptivos al respecto". "El proyecto ha recibido cerca de 3.000 observaciones realizadas por los servicios públicos chilenos, a los que HidroAysén tiene que dar respuesta antes del próximo mes de agosto", explicó Orrego, que aventuró que, a continuación, "podrían producirse nuevas observaciones".

Orrego también denunció la oposición de la sociedad civil a este proyecto, con un 57,6 por ciento de la población opuesta a la construcción de represas en Aysén, según refleja la última encuesta de Ipsos, elaborada el pasado mes de abril.

REUNIONES INFORMATIVAS

Por este motivo, la campaña llevará a cabo en Italia una serie de reuniones informativas con organizaciones italianas y la sociedad civil. Asimismo, alertará de las consecuencias medioambientales a los principales inversionistas de Enel y al Estado italiano, propietario del 30 por ciento de la empresa.

Además, miembros de la campaña se reunieron hoy con los responsables del Banco Santander y BBVA en España "para evitar la financiación de este proyecto", según la responsable de Campañas de la ONG Setem, Annie Yumi. "Queremos propiciar el diálogo con los bancos y brindar información para que cierren el grifo de la financiación en el caso de que el proyecto salga adelante", aseveró.