Martín asegura que Vuelta Ostrera no se derribará hasta que no funcione un sistema alternativo de depuración

El consejero destaca las mejoras ambientales en la cuenca del Besaya en el Foro de la Cámara de Comercio de Torrelavega

SANTANDER, 24 (EUROPA PRESS)

El consejero de Medio Ambiente de Cantabria, Francisco Martín, aseguró que Vuelta Ostrera no se derribará hasta que no funcione un sistema alternativo de depuración. Martín, que afirmó que el derribo de la estación se producirá "sin duda" porque hay una sentencia del Tribunal Supremo "que así lo manda", subrayó que, sin embargo, la demolición "no se producirá sin que antes funcione un sistema alternativo con todas las garantías jurídicas y ambientales que continúe depurando las aguas", una alternativa que "no gravitará sobre el presupuesto de los cántabros", remarcó.

Martín se pronunció así durante el foro organizado por la Cámara de Comercio de Torrelavega, que trató el pasado jueves sobre la Cuenca del Besaya desde el punto de vista del desarrollo sostenible, informó hoy el Gobierno.

En este sentido, el consejero observó que la puesta en marcha de Vuelta Ostrera "ya es perceptible en la mejora de la calidad de las aguas", y destacó las mejoras ambientales que se han producido en los últimos años en la cuenca del Besaya.

En el foro, orientado a plantear los problemas medioambientales y de saneamiento que afectan a la cuenca de este río, Martín confesó que la recuperación ambiental de la misma es uno de sus "más importantes objetivos".

Tras resaltar los grandes avances que se ha producido en la sociedad cántabra desde el punto de vista de la sensibilización ecológica y la adaptación a las normativas europeas, el consejero recordó "la gran mejora" de la calidad de las aguas del Besaya, gracias al funcionamiento de la depuradora de Vuelta Ostrera, y en un futuro próximo, a la Estación Depuradora de Aguas Residuales Industriales de Sniace que podrá entrar en funcionamiento a partir de septiembre y que constituye la mayor inversión de carácter ambiental privada que se está realizando en Cantabria.

Con respecto a la calidad de las aguas, señaló que se ha invertido la tendencia en la situación de deterioro de la cuenca, de forma que "la mejora empezaba a ser evidente". En este sentido, afirmó "la actual es la peor de las situaciones en las que se va a encontrar el río", ya que "cada día irá mejorando" y "en dos años habrá fauna tan representativa como peces y patos".

También se refirió al proyecto de rehabilitación ambiental apoyado por todos los alcaldes de la cuenca, un Arco Verde con actuaciones para rehabilitar espacios degradados y ponerlos en valor para el disfrute de los ciudadanos. Tras evitar el deterioro del cauce del río, la Consejería plantea la recuperación de varios espacios de la cuenca para hacerlos de uso público, y "dejar de vivir de espaldas al río", señaló el consejero. En este sentido, Martín se refirió al proyecto del carril-bici que unirá Los Corrales de Buelna con Suances, pasando por Torrelavega, que definirán pequeños espacios o parques en torno al cauce del río.

CALIDAD DEL AIRE

Otra de las cuestiones vinculadas al desarrollo sostenible y tratadas por Martín en el foro fue la calidad del aire, que también ha experimentado una "notable mejoría", dijo. Al respecto recordó que las estaciones de medición de calidad del aire de Barreda, El Zapatón y la Escuela de Minas han consignado los mejores datos de calidad del aire en Torrelavega desde que existen registros de emisiones y concentración de partículas PM10 (1999).

En su opinión, estos índices reflejan "los condicionados y medidas de control establecidas por la Consejería de Medio Ambiente, así como los esfuerzos de adaptación y cumplimiento de los mismos por las empresas".

Para Martín, la mejora de la eficacia de los sistemas de fabricación y las medidas de adecuación ambiental de los modelos productivos del sector industrial de la zona, como las actuaciones vinculadas al proceso de Autorización Ambiental Integrada (AAI), han constituido un "elemento clave para que la calidad del aire de Torrelavega haya entrado en una senda de mejora continuada". Asimismo, destacó "el esfuerzo inversor de las grandes industrias de la cuenca del Saja-Besaya que, tras 30 años de retraso en actuaciones para evitar la contaminación, acometen grandes inversiones para proteger el medio ambiente". Dichas inversiones alcanzan, en conjunto, un volumen cercano a los 50 millones de euros.