Barreda inaugura el abastecimiento Picadas II que abastecerá de agua a 85.000 habitantes de la comarca de Torrijos

TOLEDO, 20 (EUROPA PRESS)

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, inauguró hoy en Santa Olalla (Toledo) la planta de abastecimiento de agua Picadas II que proporcionará agua a Torrijos, Fuensalida, la Puebla de Montalbán y su zona de influencia. Junto al secretario de Estado del Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, Barreda significó la satisfacción que supone inaugurar una infraestructura que abastecerá de agua en cantidad y calidad a 85.000 toledanos.

Los municipios beneficiados de esta infraestructura son: Alcabón, Arcicóllar, Barcience, Camarena, Camarenilla, Cardiel de los Montes, Carmena, El Carpio de Tajo, Carriches, Castillo de Bayuela, Cazalegas, Cebolla, Los Cerralbos, Chozas de Canales, Domingo Pérez, El Casar de Escalona, Erustes, Escalonilla, Fuensalida, Garciotúm, Gerindote, Illán de Vacas, Lucillos, Maqueda, La Mata, Mesegar de Tajo, Montearagón, Novés, Nuño Gómez, Otero, Portillo de Toledo, La Puebla de Montalbán, Quismondo, Rielves, San Román de los Montes, Santa Cruz de Retamar, Santa Olalla, Santo Domingo-Caudilla, La Torre de Esteban Hambrán, Torrijos, Las Ventas de Retamosa y Villamiel de Toledo.

Con Picadas I y Picadas II, los habitantes beneficiados son 280.000, es decir de 72 municipios de la provincia que podrán acceder al agua procedente del río Alberche, informó la Junta en nota de prensa.

Ante más de 500 personas en la Casa de la Cultura de Santa Olalla, el presidente de Castilla-La Mancha destacó la importancia que la apertura del grifo en la fuente del pueblo tiene como símbolo de un nuevo abastecimiento de agua. Así y tras agradecer la colaboración del Gobierno de España y de la Confederación Hidrográfica del Tajo, Barreda recordó que para esta infraestructura también se ha contado con la colaboración solidaria de fondos europeos.

"Lo más importante es que hemos atravesado el desierto de la resignación y del ir tirando" dijo el jefe del Ejecutivo autonómico al tiempo que destacó la evolución registrada en sanidad, educación, bienestar social y comunicaciones a lo largo de estos años. Del mismo modo, se refirió a las infraestructuras hídricas que se están ejecutando en el territorio regional y que hacen que el agua deje de ser un factor que limite el desarrollo y crecimiento en la región.

Para el presidente regional el agua es necesaria para garantizar la calidad de vida, de ahí que el Ejecutivo que preside diseñara un plan estratégico de abastecimiento para que en Castilla-La Mancha el suministro estuviera garantizado y porque "el agua que necesitamos para beber no la podemos dejar correr".

ABRIR EL GRIFO Y QUE CAIGA AGUA DE CALIDAD

"Me ha gustado la oportunidad de abrir el grifo y que empezara a correr agua por la fuente de la Plaza y que esta agua sea de calidad", finalizó Barreda para el que este acto simbólico conlleva oportunidad de desarrollo y de calidad de vida.

En un tono similar se pronunció el secretario de Estado del Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, que explicó que la Confederación Hidrográfica del Tajo ha invertido en infraestructuras en la Región cerca de 800 millones de euros y seguirá apostando por mejorar actuaciones porque "el Gobierno de España está con Castilla-La Mancha", dijo.

Por su parte, el alcalde de Santa Olalla, José María Vallejo Herrera, en su intervención, tuvo recuerdos para los más necesitados del plantea, recordó que cada día mueren al día 1.000 niños por falta de agua y que el agua es un elemento clave del desarrollo sostenible "es vida, bien económico y social".

Del mismo modo agradeció la apuesta del presidente Barreda por este municipio, por su apoyo al pueblo y por la comarca.

MEJORA ABASTECIMIENTO

Hasta ahora, los municipios que se van a beneficiar de esta actuación, se han abastecido mediante pozos y en algunos de ellos, el bajo nivel freático, ha empeorado considerablemente la calidad del agua para beber. Las nuevas instalaciones permitirán solventar los problemas de desabastecimiento y de mala calidad de las aguas de estos municipios, permitiéndoles, además, atender sus crecimientos.

Con las obras inauguradas hoy 42 municipios de la provincia quedarán conectados al denominado Sistema de Picadas, cuya fase I que integró a 30 municipios toledanos, ya gestiona eficazmente el Gobierno regional desde el año 2000.

Hay que destacar que el sistema soluciona definitivamente las demandas de estos municipios de beber agua de calidad, con garantías y caudal suficiente, pudiendo abandonar sus actuales sistemas de abastecimiento basados en pozos que son mucho más vulnerables a la sequía.