Castillo aboga por el uso de nuevas tecnologías para culminar la implantación de depuradoras necesarias en Andalucía

Entre los proyectos de futuro más inmediatos para esta planta destaca la creación del Centro de Interpretación del Ciclo del Agua

SEVILLA, 6 (EUROPA PRESS)

La consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, abogó hoy por la implantación de tecnologías no convencionales de tratamiento de aguas residuales, sobre todo en poblaciones dispersas y reducidas, para culminar así la implantación de instalaciones depuradoras en Andalucía.

Castillo, quien visitó hoy la Planta Experimental de Aguas de Carrión de Los Céspedes (Sevilla), consideró que los sistemas experimentados en esta planta pionera se adaptan a las necesidades y características que plantean las poblaciones dispersas y reducidas en el ámbito rural, en las que todavía no existen infraestructuras adecuadas de depuración y que conforman la prioridad de Medio Ambiente para los próximos años.

En la actualidad, el 85 por ciento de la población andaluza depura actualmente sus aguas residuales, mientras que en el resto de municipios estos sistemas están en obras o en proyecto, informó la Consejería de Medio Ambiente en una nota. Se trata fundamentalmente de localidades con la población muy dispersa en el territorio que hace más difícil el desarrollo e implantación de este tipo de infraestructuras.

La consejera señaló que el objetivo es completar el mapa de infraestructuras de depuración en Andalucía en los próximos años con la construcción de 300 nuevas instalaciones en las que se invertirán más de 1.500 millones de euros y cuyas obras permitirán la creación de 25.000 empleos en los próximos años.

La titular de Medio Ambiente subrayó que la principal singularidad de la planta es que "en un mismo espacio físico se aúnan las investigaciones con tecnologías punteras con las no convencionales, enfocadas a resolver el problema de la depuración en las pequeñas poblaciones".

Entre los proyectos de futuro más inmediatos para esta planta, que gestiona la Fundación del Centro Andaluz de Nuevas Tecnologías del Agua, destaca la ampliación de la zona destinada a la investigación y la creación del Centro de Interpretación del Ciclo del Agua.

La investigación realizada en la planta de Carrión favorece la consecución de los objetivos marcados por la Directiva Marco de Agua de la UE, al buscar soluciones sostenibles al problema de la depuración.

Esta planta, que en 2010 cumple su vigésimo aniversario, es un proyecto pionero dentro del Plan de I+D+i de la Junta de Andalucía en materia de aguas que se ha convertido en este tiempo e un referente en España y a nivel internacional.

Además de la investigación, en este centro se desarrolla una importante labor difusora y de formación, que se materializa en un programa de visitas, con más de 1.500 participantes cada año, destinado a escolares, universitarios, profesionales del sector y gestores, entre otros.