Cerdá destaca el impacto de las infraestructuras de saneamiento y depuración de agua "con 1.250 puestos de trabajo directos

MURCIA, 6 (EUROPA PRESS)

El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, destacó hoy que el Gobierno regional gestiona una "cartera actual" en obras hidráulicas para saneamiento y depuración de 125 millones de euros, lo que supone "no sólo la recuperación del agua, sino también el impacto positivo sobre el empleo, con 1.250 puestos de trabajo directos".

El titular de Agricultura y Agua realizó un avance de inversiones en marcha y previsiones a corto plazo en saneamiento y depuración de aguas en la Región de Murcia.

Cerdá indicó que de la cantidad global, 43,5 millones de euros están ya ejecutándose, lo que supone un total de 93 actuaciones con 43 empresas contratadas.

Entre las obras que se encuentran en esta fase, el consejero afirmó que seis depuradoras están ya en fase de prueba. Se trata de las de Isla Plana-La Azohía y de Albudeite, además de las pequeñas depuradoras de lagunaje de Cañada de la Cruz y Benízar en Moratalla, Cañada de la Leña en Abanilla, y la de El Chaparral en Cehegín.

Asimismo, ya se han terminado los colectores de todo el Valle de Ricote, que recoge las aguas residuales de Ojós, Villanueva, Ulea, y Archena. Así como los de las pedanías de Fuente Álamo, La Unión, Abarán y Torres de Cotillas. Según Cerdá, "todas estas infraestructuras se entregarán próximamente a sus ayuntamientos".

Además, el consejero destacó que ya han concluido las obras de "los primeros depósitos de agua de tormenta", ubicados en Yecla, Cabezo Beaza en Cartagena, y Alguazas, "para la recogida de aguas de lluvia".

NUEVA DEPURADORA DE ALGUAZAS

Las obras en licitación suponen una inversión de 82 millones de euros, de los que 32 corresponde a actuaciones ya iniciadas. Así, destaca la nueva depuradora de Alguazas, "la última gran depuradora que falta por construir en la Región de Murcia" y que "ya está licitada", con una inversión de 14,5 millones de euros, así como el encauzamiento de Los Barreros en Cartagena, que tiene un presupuesto de 10,5 millones de euros.

En próxima contratación, se encuentra una extensa red de colectores para las pedanías de Lorca, Cartagena, Torre Pacheco, Murcia, Fortuna, Blanca, Cehegín, Molina norte, Pliego, Santomera, y Bullas, que "unen pequeños núcleos poblacionales con la depuradora principal del municipio, para que esa agua tratada pueda ser recuperada en la agricultura".

Cerdá resaltó dentro de esta línea de actuación el plan integral de recuperación de aguas en Lorca, "que va a duplicar la disponibilidad de recursos para los regadíos". Entre otras obras ya aprobadas por los ayuntamientos y cuya contratación se publicará en breve, se encuentran las actuaciones de depuración terciaria de Abarán, Totana, Blanca y La Unión.

Según Cerdá, estas inversiones refuerzan los objetivos para "recuperar más agua, conservar el medio ambiente, la regeneración del río Segura y su entorno natural, y potenciar la actividad económica, con la creación de empleo directo e indirecto". Además, subrayó que la escasez de agua permanente que tiene la Región "nos lleva a ser más exigentes y eficientes en las actuaciones en las que tenemos competencia".

El consejero anunció que se puede dar por concluida la primera etapa del Plan General de Saneamiento y Depuración, que se inició con el objetivo de dotar a los grandes municipios de la Región de una depuradora.

Las actuaciones se centran ahora en la aplicación del tratamiento terciario a aquellas que no lo tengan, la construcción de la red de colectores, y la ampliación de depuradoras para abastecer a las poblaciones que han experimentado un gran crecimiento.