El MARM firma un convenio de financiación para complementar la modernización de los regadíos de la comunidad de Casinos

VALENCIA, 6 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, a través de la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias, Seiasa de la Meseta Sur, S.A., firmó hoy un convenio de financiación para completar las obras de modernización de los regadíos correspondientes a la Comunidad de Regantes de Casinos, en la provincia de Valencia, según informaron en un comunicado fuentes de la entidad.

El objeto del proyecto, con un presupuesto de 300.000 euros, es la realización de una serie de mejoras en el servicio de riego, como la interconexión de la tubería de llenado de las tres balsas de regulación, la instalación de una nueva tubería que amplíe el suministro a una treintena de pequeñas parcelas, así como la implantación de dos nuevas electrobombas en el Pozo Grande de la Casa de Campo.

Estas obras complementan la modernización del área regable correspondiente a la Comunidad de Regantes de Casinos, en la que el Gobierno de España ya había ejecutado en los últimos años proyectos de modernización integral por valor de 8,4 millones de euros, divididos en dos fases: la primera correspondiente a los sectores I y III y la segunda al conocido como Pozo San Roque.

La renovación de las infraestructuras, de la que se beneficiaron 1.223 regantes, ha supuesto la transformación en riego localizado de 2.332 hectáreas de cultivos y ha permitido un ahorro del 30 por ciento en la utilización del agua de riego, calculado en 2,5 Hm3 al año, al aumentar la eficiencia del sistema de riego gracias a la nueva red de tuberías enterradas, que evita las pérdidas por filtración a lo largo de su trazado.

Esta red de riego y distribución de agua filtrada, que supera los 205 kilómetros de longitud, cuenta con un completo sistema de automatismos por radiocontrol que regulan, a distancia, y sin necesidad de desplazarse hasta cada parcela, la apertura y cierre de hidratantes, el control volumétrico del agua consumida, el accionamiento de bombas y válvulas y la medición de presiones.

La modernización de los regadíos y el cambio de sistema a riego localizado reduce la contaminación, evita la filtración de nitratos, aumenta la calidad de la producción de cítricos y otros frutales, principal ocupación de la zona y su productividad hasta en un 35 por ciento. También supone minimizar el coste de explotación gracias al nuevo sistema de telecontrol y la distribución automatizada del agua y el abono, reduciendo los costes de mano de obra y mejorando la calidad de vida de los agricultores, indicaron las mismas fuentes.

En el marco del Plan de Actuaciones de Modernización de Regadíos, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, a través de Seiasa de la Meseta Sur, está acometiendo en conjunto obras en la Comunitat Valenciana por valor de 279 millones de euros en una superficie de 48.881 hectáreas correspondientes a 52.421 regantes.