Estatuto C-LM.- PP de Murcia considera que las enmiendas del Partido Socialista "significan la muerte del Tajo-Segura"

Asegura que el PP no está dispuesto a vincular la entrada en vigor de la Directiva Marco de Agua con la caducidad del trasvase Tajo-Segura MURCIA, 11 (EUROPA PRESS) El portavoz del Grupo Parlamentario Popular (GPP) en la Asamblea Regional, Juan Carlos Ruiz, aseguró hoy, en rueda de prensa, que las enmiendas presentadas por el Partido Socialista a la reforma del Estatuto de Castilla La Mancha significan "la muerte del trasvase Tajo-Segura". Ruiz consideró que el PSOE y el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con las enmiendas presentadas, quieren "cerrar el Tajo-Segura". Aunque, señaló, Zapatero "nos tiene ya cerrado el Tajo-Segura, ya que no envía el agua que debería venir por ley a la Región". El diputado regional explicó que los partidos mayoritarios, PP y PSOE, han presentado dos grupos de enmiendas por separado, las que Ruiz calificó como las del "sí al trasvase Tajo-Segura", las del PP y las del "no al Tajo-Segura", las del PSOE. Así, contó que las enmiendas presentadas por el PP, en relación al trasvase Tajo-Segura, giran en torno a cuatro ejes, como es la desaparición de la fecha de caducidad del trasvase del Estatuto de Castilla-La Mancha, desaparece la fecha de 2015; y que la reserva estratégica, es decir, aquellos recursos por debajo de los cuales no se puede trasvasar, se establezca en 600 hectómetros cúbicos entre todas las cuencas de Castilla La Mancha y no sólo de la cabecera del Tajo, mientras que el PSOE, según Ruiz, pretende elevar la reserva estratégica actual de la cabecera de 240 hectómetros cúbicos a 600. Otro eje es que los informes que la Junta de Castilla La Mancha emite para cualquier transferencia de agua no sean vinculantes, y, por último, se rechaza que el agua trasvasable pueda ser cambiada por agua desalada. Es decir, conforme se vaya desarrollando la desalación se vaya eliminando la cantidad de agua que se trasvasa. Por el contrario, diferenció, las enmiendas del PSOE "plantea la caducidad del trasvase en el preámbulo para 2015". En este sentido, Ruiz destacó que los preámbulos "son el espíritu de la ley, y por tanto el espíritu de la ley es la caducidad del trasvase". "Las enmiendas del PSOE dicen que -continuó Ruiz- el trasvase Tajo-Segura se reducirá progresivamente, cosa que el PP no acepta", y entre otras muchas cosas "sigue apostando por cambiar agua desalada por agua trasvasada y habla de los 600 hectómetros cúbicos de reserva". Por otra parte, Ruiz aclaró que el PP no está dispuesto a vincular la entrada en vigor de la Directiva Marco de Agua con la caducidad del trasvase Tajo-Segura. "Lo único que dice el PP en el preámbulo es que la directiva marco entrará en vigor en 2015, sin referencia a la caducidad del trasvase", insistió. Sobre este asunto, quiso dejar claro que la directiva marco "no habla de que haya que cerrar ningún trasvase", ya que toda cuenta con trasvases, sino que habla de la calidad del agua. "Si es una directiva marco la acataremos, pero esa calidad del agua no se refiere sólo al Tajo, también se refiere a la del Segura, que sin aportaciones externas su calidad del agua será muy deficiente", argumentó. No obstante, señaló que son conscientes que hay otra lucha abierta, que es el Plan de Cuenca del Tajo. Por todo ello, Ruiz advirtió que estarían de acuerdo en que saliera adelante el Estatuto de Castilla La Mancha "si queda como ha planteado el PP, porque no afectaría al Tajo-Segura ni a la Región de Murcia", pero si el PSOE plantea que las enmiendas vayan por donde lo han hecho hasta ahora "es mejor que no salga adelante". "ZAPATERO MINTIÓ" El portavoz del GPP en la Asamblea, Juan Carlos Ruiz, lamentó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "mintiera a los regantes y a la Región de Murcia", y se preguntó "¿dónde está el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, diputado por Murcia, que no defiende los intereses de los murcianos y el Tajo-Segura?". Finalmente, consideró que el secretario general del PSRM-PSOE, Pedro Saura, "ha hecho el ridículo más espantoso que pueda hacer un político" y criticó que "en vez de trabajar donde tenía que hacerlo, en Madrid, estuviera enredando" en la Región.