Estatuto de C-LM.- AMP.- Unas 400.000 personas toman las calles de Murcia en defensa del trasvase Tajo-Segura

El Sindicato Central de Regantes del Tajo-Segura pide un Pacto Nacional del Agua independiente de los "vaivenes políticos" MURCIA, 18 (EUROPA PRESS) Unas 400.000 personas, según la Policía Local, procedentes de numerosos puntos del sureste español se manifestaron hoy por las calles de Murcia bajo el lema 'En defensa del trasvase Tajo-Segura. No al Estatuto de Castilla-La Mancha', convocados por el Comité de Crisis de la Sequía y el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats). La protesta estuvo encabezada por un tractor conducido por un niño con la pancarta 'Como mi papá, cuando sea mayor quiero ser agricultor', tras el que marchaban 21 tractores, cuatro camiones frigoríficos y seis taxis. Seguidamente se situaba la pancarta principal que portaban el presidente del Scrats y los miembros del Comité de Crisis, así como una nutrida representación de agentes sociales y partidos políticos, junto a los presidentes autonómicos de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, y de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, a quien acompañaba el secretario general del PP andaluz, Javier Arenas. Por parte del PSOE estaban los secretarios generales del PSRM-PSOE, Pedro Saura; del PSPV, Jorge Alarte; la secretaria de Política de Aguas de la Comisión Ejecutiva del PSOE andaluz, María Dolores Muñoz, y el senador del PSOE por Murcia, Francisco Abellán, así como el coordinador de IU en la Región de Murcia, José Antonio Pujante. El presidente del Sindicato Central de Regantes del Tajo-Segura (Scrats), Francisco del Amor, mostró su satisfacción por el hecho de que en la manifestación celebrada hoy para defender el trasvase Tajo-Segura se haya implicado toda la sociedad. En otras convocatorias anteriores, fueron los regantes los que mostraron su desacuerdo con la supresión del trasvase tajo-Segura, pero en la manifestación de hoy se "ha implicado toda la sociedad", lo que demuestra que es ahora cuando "se está apreciando el valor que tiene el Tajo-Segura" para la Región de Murcia, la Comunidad Valenciana y la provincia de Almería. Lo único que lamentó es que "se haya tenido que llegar a estos extremos", y esperó que la repercusión de la manifestación "llegue donde tiene que llegar" -en referencia al Congreso de los Diputados, que es donde se tiene que aprobar el Estatuto de Castilla La Mancha-. Del Amor dijo no entender "cómo se ha podido llegar a esto, cómo se quiere cerrar el Tajo-Segura" y pidió un Pacto Nacional del Agua entre partidos. De hecho, contó, "vamos a pedirle a los representantes regionales de los partidos mayoritarios que hagan llegar la petición de un gran Pacto del Agua a sus ejecutivas nacionales" y confió en que el mensaje de la manifestación llegue a los dirigentes del país, ya que "no querría tener que llevar la manifestación a Madrid o a Bruselas". La marcha, que comenzó sobre las 17.30 horas, desde la Plaza Circular de Murcia, acabó con la lectura, por parte de Del Amor en la Plaza Cruz Roja de un manifiesto en defensa del trasvase Tajo-Segura, en el que consideraron "demagógicos y sin fundamento" aquellos argumentos que señalan el acueducto como "una obra anacrónica, desfasada a nuestros tiempos, insostenible económica, social y medioambientalmente". No obstante, el manifiesto reconoce que estas ideas han calado "en buena parte de la sociedad, que no recibe una información veraz del problema", lo que provoca "reacciones de enfrentamiento sin sentido entre territorios hermanos". TRASPARENCIA Y EFICACIA Los manifestantes quisieron hacer saber que "la realidad es que el agua que se recibe es imprescindible para el consumo humano, se está utilizando con total trasparencia y eficacia" y que "cada gota que llega del Tajo se trata con tal celo que no se permite que se despilfarre ni una sola de ellas". Además, añadió, "se reutiliza en repetidas veces los recursos propios de que dispone la cuenca del Segura, dando ejemplo a nivel internacional de la aplicación de las más modernas tecnologías". Aún así, lamentó Del Amor, se está planteando en la actualidad una "amenaza muy seria" de que el agua que llega del Alto Tajo, "que es indispensable, desaparezca de una forma definitiva". Esta posibilidad, continuó, se materializa en el Proyecto de Reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla La Mancha que pretende, recuerda, el cierre en 2015, aumentar la reserva estratégica no trasvasable a 600 hectómetros cúbicos e impide las cesiones de derechos de agua entre cuencas. Del Amor señaló que si el texto fuera finalmente aprobado "tendría consecuencias inmediatas y funestas" para el tejido socioeconómico de las comunidades y provincias que reciben agua del Tajo-Segura. "Dos millones y medio de personas pasarían por la penuria hídrica, ya que la mitad del agua que utilizan en sus hogares procede del Tajo, y 147.000 hectáreas de regadíos se verían abocados a su abandono y desertización, quitándole su modo de subsistencia a 70.000 regantes y sus familias", argumentó Del Amor. De igual forma, continuó, "se perderían más de 100.000 puestos de trabajo" y supondría una "pérdida de riqueza, que es de todos los españoles, de cerca de 4.000 millones de euros anuales". La manifestación de hoy, justificó Del Amor, pretende "reivindicar pacíficamente lo que nos pertenece en justicia", ya que los ampara "el derecho como españoles a poner disponer de agua". Incluso, recordó, los amparan las leyes. Finalmente, reiteró "enérgicamente" la elaboración de un Pacto Nacional del Agua que esté al margen de "los vaivenes políticos" y que "consiga satisfacer de forma adecuada todas y cada una de las necesidades de los españoles sobre este recurso imprescindible", concluyó.