Medio Ambiente cofinancia la creación de redes separativas y la mejora de las de saneamiento en municipios

En 2009 se asignarán 400.000 euros para estas iniciativas que racionalizan el consumo y la gestión de los recursos hídricos SANTANDER, 6 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria cofinancia iniciativas locales dirigidas a la racionalización de la gestión y consumo de recursos hídricos, a través de una línea de subvenciones de 400.000 euros, destinada al desarrollo de proyectos de creación de redes separativas de aguas pluviales y mejora de redes de saneamiento durante 2009.

Esta convocatoria, adscrita al Plan Estratégico de Subvenciones de la Consejería, ha recibido 61 solicitudes de financiación. Para el consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, esta ayuda para entidades locales reconoce el papel de los municipios como "actores fundamentales en la implementación de la política ambiental, que han de asumir un rol activo en la puesta en práctica de proyectos e iniciativas orientadas a la racionalización del consumo de agua".

La cuantía de la subvención será del 100 por cien del importe solicitado, con un presupuesto total por actuación que no podrá superar los 30.000 euros.

Entre los principales criterios de evaluación de las propuestas recibidas cabe citar, además de la propia justificación de su carácter perentorio, el volumen de las aguas canalizadas y el destino de los aportes pluviales separados, en el caso de las nuevas redes separativas, mientras que para los proyectos de mejora de saneamiento se tomará en consideración la mejora de su rendimiento cuantificado y la eliminación de vertidos directos al medio natural, entre otras variables.

AHORRO DE RECURSOS HÍDRICOS

Según destaca Medio Ambiente, la creación de redes que separan las aguas pluviales de las residuales facilita un significativo ahorro de recursos hídricos, al permitir el uso del agua de escorrentía de las lluvias en el ejercicio de servicios públicos de diversa índole, evitando así el empleo de agua potable cuando éste no es imprescindible. De esta forma, se obtiene un ahorro efectivo y se promueve la racionalización del consumo y gestión del recurso, a la que contribuye también la mejora de las redes de saneamiento.

Martín ha incidido en la "trascendencia del agua para impulsar y preservar un modelo de desarrollo sostenible en Cantabria, habida cuenta de que se trata de un recurso esencial, escaso e irremplazable". En este mismo sentido, el consejero ha manifestado que "los recursos hídricos han de ser objeto de especial protección por parte de las administraciones públicas".

En los últimos tres ejercicios, la Consejería de Medio Ambiente ha destinado una cuantía conjunta de 1.200.000 euros a la creación y mejora de redes separativas y de saneamiento.

Durante 2008, esta convocatoria tuvo como beneficiarios a 13 municipios, como Ribamontán al Monte, a través del proyecto de saneamiento con red separativa en el Barrio de Arco de Villaverde de Pontones, Camaleño, con la puesta en marcha de la recogida de aguas pluviales en el núcleo de Los Llanos o Ruente, mediante el desarrollo de una red separativa en el Barrio de Gismana, entre otros.

INCENTIVO DEL AHORRO

Tal y como ha recordado Martín, la instalación de contadores para garantizar un consumo de agua eficiente y responsable, es condición necesaria para optar a éstas y otras ayudas de mejora de infraestructuras hidráulicas.

Con objeto de facilitar esta medida, incluida en su Plan Integral de Ahorro de Agua, la Consejería de Medio Ambiente ha cofinanciado el paso de diversos municipios al sistema de cobro con contador desde el inicio de la legislatura.

A partir de 2010 la Directiva Marco del Agua obligará a los estados miembros y, por extensión, a las autoridades municipales, a fijar tarifas que reflejen el coste integral del agua, es decir, que repercutan sobre el usuario los costes de los servicios relacionados con su suministro, yendo más allá del abastecimiento y saneamiento para incluir los aspectos medioambientales.