Medio Ambiente ve "lógico" mantener el trasvase Tajo-Segura siempre que no genere polémica con ningún territorio

"Es mejor tardar un poco más y hacer las cosas bien", dice la directora general del Agua sobre los futuros planes de cuenca MADRID, 29 (EUROPA PRESS) La directora general de Agua del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Marta Morén, manifestó hoy que le parece "lógico" que si ya existe un trasvase Tajo-Segura que cubre los usos de unas zonas determinadas, "lo mejor es que estuviera así siempre, pero siempre y cuando no genere polémica con ningún territorio", aunque su obligación es "responder a los compromisos del Gobierno". "Nuestro trabajo será dar respuesta a esa gestión y a esa disponibilidad en función de esa decisión (posible derogación del trasvase en el Estatuto de Castilla-La Mancha), pero no es nuestro trabajo tomar esa decisión", subrayó Morén en entrevista con Europa Press. Así, la directora general de Agua señaló que los grupos políticos y el Gobierno son los que debaten el futuro de "lo que tiene que ser o no debe ser" el trasvase Tajo-Segura y su compatibilidad con el Estatuto de Castilla-La Mancha. En todo caso, insistió en que lo que sí le compete es gestionar el agua en España en base a la "garantía disponibilidad", que incluye a la Ley de Aguas y a la Ley de 1971 que aprobó el trasvase Tajo-Segura así como sus leyes de acompañamiento. Por este motivo, aseguró que "no se ha llegado aún a la tesitura" de pensar en cómo garantizar la disponibilidad de agua de Murcia si el trasvase Tajo-Segura es derogado en 2015 por el Estatuto de Castilla-La Mancha, porque "dependerá de la decisión" que se tome en el debate político que se dirime en el Parlamento. En ese sentido, explicó que el Ministerio de Medio Ambiente se regirá por los planes de cuenca que "obligan a una serie de condiciones" y que, si es preciso cambiarlas "por el motivo que sea" o por una decisión o ley que así lo indique, habrá que "dar respuesta a través de la planificación". De momento, reiteró que "no procede" pensar ahora en la solución que, en cualquier caso, habrá que tomar "en base a una reflexión y jamás por un capricho". Si bien, Morén estimó que "no se debe banalizar" y que antes de tomar decisiones es preciso estar seguros desde el punto de vista medioambiental, social y económico de que esa es la solución ideal y la más adecuada". En todo caso, transmitió que para esta región existen también otras opciones como ampliar el plan de desalación o realizar un cambio de toma del trasvase Tajo Segura (Tajo Medio). También recordó que ya se han puesto en marcha programas como la reutilización, la desalación, la gestión de demanda, los planes de ahorro o la modernización de los regadíos. "Hay un abanico de disponibilidades y todas nos hacen el conjunto de los recursos hídricos que se ponen a disposición de los usuarios", insistió. En todo caso, dijo que "todos" están esperando a "salir de este 'impass' (la tramitación parlamentaria del Estatuto)". "No soy yo quien decide si eso tarda más o tarda menos. Debemos ser conscientes de que eso tiene unos plazos que se cumplen, que el debate está reglamentado y no es infinito. La decisión la tendremos que tomar en ese marco", sentenció. EL GOBIERNO EXPLICARÁ EL TRASVASE DEL RÓDANO En cuanto al informe de viabilidad de un trasvase a Cataluña desde el Ródano (Francia), compromiso que el Gobierno adquirió a petición de CiU el año pasado, Morén confirmó que "ya se ha elaborado y se está ultimando" un informe que se entregará al Ejecutivo para que pueda presentarlo en el marco en el que se comprometió. "Es el presidente del Gobierno (José Luis Rodríguez Zapatero) quien tiene la obligación de manifestar lo que nos dice ese informe, que se ha hecho de la forma más objetiva posible", precisó. Antes de hacer públicos los resultados de ese informe, la directora general recordó que en el año hidrológico actual se dispone de unos recursos superficiales muy importantes porque ha llovido mucho, lo que "da una garantía y una flexibilidad muy importante y cómoda", y añadió que además existen otros recursos hídricos como los acuíferos. Además, en materia de almacenamiento de agua, apuntó que, por su tradición hidráulica, España cuenta con más de 1.000 infraestructuras de este tipo y en la actualidad se están construyendo otras 30 presas "pequeñas y grandes". En el caso de que se proyectaran nuevos embalses, indicó que queda "poco espacio" y que en la actualidad sólo cabrían en el norte de la Península donde aún hay "cierto margen a pesar de que en cualquier caso serían embalses pequeños y concretos que contasen con aceptación social". Por todo ello, señaló que es "muy importante" que los ciudadanos sean concientes de lo que son los planes de cuenca, que definió como un documento legislativo aprobado por el Consejo de Ministros que refleja el estado, las actuaciones y dónde se quiere llegar en cuestiones de recursos hídricos en una cuenca hidrográfica determinada. Esto dictaminará las actuaciones para garantizar la disponibilidad ya que además, la directiva europea exige que las cuencas estén en un buen estado ecológico para 2015. Marta Morén estimó que todas las partes interesadas han tenido tiempo suficiente para analizar la documentación y manifestar lo que considerasen "oportuno", por lo que en este momento se están analizando todas esas aportaciones para estudiar sus posibles respuestas. PLANES DE CUENCA, A MEDIADOS DE 2010 En cuanto a los plazos, admitió que hay que "ser flexibles con los plazos" --deberían estar listos a finales de 2009-- ya que "es mejor tardar un poco más y hacer las cosas bien que hacer las cosas rápido sólo por cumplir plazos". En es sentido cifró esta "flexibilidad" en dos o tres meses, ya que hay que buscar "un punto" donde todos los "intereses contrapuestos" se conjuguen y coordinen. Por ello, calcula que los planes de cuenca ínter comunitarios serán aprobados por el Consejo de Ministros a mediados de 2010, es decir con unos seis meses de retraso. A ese respecto, estimó que "sí da tiempo" a cumplir los planes hasta 2015 que dicta la Unión Europea, donde comenzará el segundo ciclo de planificación, porque en España "no se empieza de cero". En concreto, citó como actuaciones ya realizadas el plan de choque de regadíos que ha permitido un ahorro bruto de agua de más de 1.000 hectómetros cúbicos, el plan de choque de vertidos, el plan de saneamiento y depuración de aguas, entre otros. Por ello, recalcó que "hay un trabajo muy importante ya hecho". Sobre las expectativas para alcanzar un Pacto del Agua con caracter nacional, estimó que se trata de un debate a nivel Estado que exige una coordinación de política de agua a nivel nacional. "Creo que de forma informal, pero sí que todos un poquito están aportando su grano de arena a ese pacto del agua; unos de forma más directa y otros más indirectamente", dijo Morén, al tiempo que pronosticó que "será bienvenido por todos". Todos estos temas serán objeto de análisis el próximo 6 de abril en la primera reunión de la legislatura del Consejo Nacional del Agua, (órgano consultivo en el que están presentes todos los órganos competentes en materia de gestión de agua). En la reunión, se discutirán los temas "más relevantes de la planificación". "Existe un interés muy importante por parte del Gobierno, porque (la reunión) permite poner sobre la mesa lo que se está haciendo y lo que se va a conseguir en los próximos años", apostilló. Finalmente, la directora general de Agua considera "fantástica" la posibilidad de que en el futuro se articule una Convención de Naciones Unidas sobre Agua similar a la que ya existe sobre Cambio Climático, aunque no quiso desdeñar el trabajo "importante" que realiza actualmente el Consejo Mundial de Agua.