ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Valcárcel afirma que los presuntos casos de corrupción no ayudan a ganar las elecciones

  • Bruselas, 11 feb (EFE).- El presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, afirmó hoy, preguntado por los presuntos casos de corrupción destapados en el Partido Popular (PP) que, "desde luego, esto no contribuye a ganar elecciones", en referencia a los comicios gallegos y vascos del próximo 1 de marzo.

Bruselas, 11 feb (EFE).- El presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, afirmó hoy, preguntado por los presuntos casos de corrupción destapados en el Partido Popular (PP) que, "desde luego, esto no contribuye a ganar elecciones", en referencia a los comicios gallegos y vascos del próximo 1 de marzo.

Valcárcel, que participa hoy en Bruselas en las celebraciones del día europeo del número de emergencias 112, destacó en ese sentido que el Partido Popular (PP) ha sido "muy firme", y que su presidente, Mariano Rajoy, ha reiterado en los últimos días que "habrá ceses" y que "se apartará del partido a aquellas personas que sean objeto de una imputación con visos de realidad".

"Y lo que ha dicho además ya se empieza a transformar en hechos", agregó.

Valcárcel recordó que en la Región de Murcia ha habido recientemente 39 denuncias vinculadas a "supuestos casos de corrupción", de las que 37 ya han sido archivadas porque "no hubo nada, ni un solo condenado".

"Estamos jugando con personas", concluyó.

El presidente murciano también admitió que, "en cuanto hemos visto que hay un alcalde del que nos quedan pocas dudas de que efectivamente no ha jugado limpio, no ha gestionado debidamente, se le ha apartado de inmediato del partido".

Asimismo, señaló que, en ese caso, se ha exigido a los concejales "que aparten a ese alcalde" de su responsabilidad, y que "si éstos no han querido se les ha expulsado" también.

A su juicio, esta manera de proceder "da una idea de cuál puede ser la realidad última", por lo que "en todo caso hay que ser muy cautos".

Por otra parte, Valcárcel calificó de "lamentable" el hecho de no haber llegado a un acuerdo sobre la política hidráulica de Castilla-La Mancha que contempla el proyecto de Estatuto de esta comunidad, el principal escollo de la negociación con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) para lograr un acuerdo sobre el texto.

El PP incluyó ayer en sus enmiendas al Estatuto una alusión a la fecha de 2015, pero sin mencionar el final del trasvase Tajo-Segura, y planteó que el Estado garantice las necesidades de agua de Castilla-La Mancha, que la Junta cifra en 600 hectómetros cúbicos.

Valcárcel resaltó el "empecinamiento" del Partido Socialista "de no haber querido ceder en algo en que, por otra parte, yo creo que era muy lógico que se cediera".

Además, consideró "desatinada" la política del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y "un rosario de errores, yo diría voluntarios", el hecho de "cercenar cualquier posibilidad de traspasar agua del Ebro a las cuencas del Mediterráneo".

"Todo ello habría resuelto el problema y, sin embargo, se ha agravado por una decisión política torpe, interesada, buscando más el interés personal, partidista, que el interés general, de los españoles", comentó.

Valcárcel pidió que, después de descartar el trasvase del Ebro, que era "ley y una realidad en tanto que las obras se habían puesto en marcha", no se trate ahora de "cerrar el grifo también del Tajo", que es "un río de España, de los españoles".