Alcalde de Guadix insiste en que el particular que ha registrado el Cascamorras debe "renunciar" a sus derechos

GRANADA, 25 (EUROPA PRESS) El alcalde de Guadix (Granada), Santiago Pérez (PP), insistió hoy en que el particular que ha registrado el 'Cascamorras' tiene que "renunciar" a sus derechos en lugar de cederlos, declaraciones que se producen después de que se haya conocido que el Ayuntamiento de Baza (Granada) negocia que la marca pase a ser titularidad de las administraciones públicas. En rueda de prensa en Granada, Pérez mostró no obstante su "satisfacción" de que "las cosas empiecen a moverse", respecto al "cambio de actitud" del particular, un "paso positivo" para que la fiesta, declarada de Interés Turístico Nacional, sea "patrimonio" de Baza y Guadix. En ese sentido, consideró que ha surtido efecto la postura adoptada tanto por parte del Ayuntamiento accitano como de la Hermandad de la Virgen de la Piedad, que apostaron por recuperar la patente en favor de los municipios. El alcalde de Baza, Pedro Fernández (PSOE), que ya manifestó ayer a Europa Press que la fiesta "no peligra ni mucho menos", dijo además haberse "sorprendido" por las declaraciones del alcalde de Guadix, en las que mostraba su apoyo a la Hermandad de no enviar el Cascamorras a Baza mientras no se solucionara este asunto. "La fiesta no es ni de Guadix, ni de Baza, ni de la Hermandad, ni de la Asociación Cascamorras, es de los ciudadanos", incidió Fernández, que lamentó que Pérez no contara "ni siquiera" con la posición de Baza. En ese sentido consideró que se está "enturbiando" la relación entre ambos municipios de una manera "irresponsable" que está provocando que se "salpique" el buen nombre de la fiesta. Así, Fernández mostró su "absoluta confianza" en que las conversaciones mantenidas, que se están llevando a cabo desde la "vía amistosa", tengan una pronta resolución y recordó que la marca ya fue patentada en 2007, por lo que ya se han celebrado dos ediciones del Cascamorras "sin que ocurra ningún desastre". De todas formas mantuvo que si esas negociaciones no fructifican el Ayuntamiento estudiará las medidas legales oportunas para conseguir que las administraciones sean titulares de la marca.