EL CALENTAMIENTO QUE PROVOCÓ EL DESHIELO DE GROENLANDIA HACE 400.000 AÑOS ES SIMILAR AL DE AHORA

MADRID|
El calentamiento que provocó que el manto de hielo de Groenlandia desapareciera hace 400.000 años es similar al que se registra ahora, según una investigación en la que participa la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y que ha recreado las condiciones climáticas de la región mediante un modelo acoplado clima-hielo.Aunque para ello necesitó varios miles de años, “una vez que el proceso de deshielo comienza, pararlo resulta extremadamente difícil”, alertó Alexander Robinson, investigador del departamento de Física de la Tierra, Astronomía y Astrofísica II de la UCM y autor del estudio, publicado en 'Nature Communications'.Este modelo ha recreado por primera vez la dinámica del hielo y el clima de Groenlandia durante el periodo interglacial del MIS-11, que los investigadores consideran muy útil para estudiar el calentamiento actual, e indica que las temperaturas eran ligeramente superiores a las actuales y la altura global del océano alcanzó un nivel de entre seis y 13 metros por encima del actual.“Usamos datos del pasado para constreñir el rango más realista de las simulaciones. Esto nos permitió estimar tanto la cantidad de hielo que se fundió como una reconstrucción del clima regional para este periodo”, explicó el físico.Para llevar a cabo la investigación, los expertos utilizaron un modelo numérico termo-mecánico del manto de hielo, además de un modelo regional del clima. Para saber qué simulaciones eran realistas, se comparan las simulaciones con datos del periodo que reconstruyen ciertas características del manto y del clima.La principal conclusión es que el manto de Groenlandia es sensible a ligeros cambios climáticos, y si se produjo su deshielo hace más de 400.000 años es probable que vuelva a suceder .“La probabilidad de que sufra una disminución drástica de su tamaño es muy alta para un futuro de calentamiento antrópico. Esto tendrá lugar lentamente durante cientos o miles de años”, avanzó Robinson, quien enfatizó que, de iniciarse el proceso, no habrá vuelta atrás.Además de la UCM, en el estudio han participado el Instituto de Investigación de Efectos Climáticos de Postdam (Alemania) y el Instituto deGeociencias (IGEO-UCM).