LAS MONTAÑAS ROCOSAS HAN PERDIDO UN 39% DE LOS GLACIARES EN 50 AÑOS

MADRID|
El calentamiento climático ha reducido de media un 39% el tamaño de 39 glaciares del tramo de las Montañas Rocosas situado en Montana (Estados Unidos) en el último medio siglo y sólo 26 de ellos tienen actualmente más de 10 hectáreas, una extensión que se utiliza como guía para decidir si los cuerpos de hielo son lo suficientemente grandes como para ser considerados glaciares.Algunos de estos glaciares han perdido hasta el 85% de su tamaño, según datos publicados por el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) y la Universidad Estatal de Portland, y que incluyen información científica de los 37 glaciares del Parque Nacional Glaciere y dos en el territorio del Servicio Forestal de Estados Unidos.Los científicos usaron mapas digitales de fotografías aéreas y a través de satélites para medir el perímetro de los glaciares a finales del verano cuando la nieve estacional se ha derretido, con el fin de revelar la extensión del hielo glacial. Las áreas medidas son de 1966, 1998, 2005 y 2015/2016, con lo que abarcan aproximadamente 50 años. Además, también realizaron visitas a los glaciares a lo largo de varios años para investigar las partes que estaban cubiertas por detritos de roca, que son difíciles de ver con imágenes digitales. Las medidas cartografiadas complementaron las exploraciones a los glaciares mediante GPS, junto con la fotografía repetida, que consiste en volver a fotografiar las imágenes históricas de los glaciares tomadas a principios del siglo pasado, cuando se calcula que había 150 glaciares más grandes que 10 hectáreas en el Parque Nacional Glacier.Así, el retroceso de los glaciares es significativo en Montana (norte de Estados Unidos) debido al impacto que esto puede tener en el turismo y es un indicador visual del cambio del ecosistema en las Montañas Rocosas del norte. "La pérdida de hielo en todo el parque puede tener efectos ecológicos en las especies acuáticas al cambiar el volumen del agua de la corriente, la temperatura del agua y el tiempo de escurrimiento en las elevaciones más altas", señala Daniel Fagre, científico principal del USGS.Andrew G. Fountain, geólogo de la Universidad Estatal de Portland, apunta que los glaciares han ido dismuyendo durante décadas en las cordilleras de Estados Unidos y en el mundo. "Aunque la contracción en Montana es más severa que en otros lugares en Estados Unidos, está en línea con las tendencias que han estado ocurriendo en una escala global", añade.Este trabajo forma parte de un estudio más amplio y continuo de los glaciares de Montana, Alaska y Washington con el fin de documentar si la cantidad total de hielo está aumentando o disminuyendo en un glaciar en particular. Esta información ayuda a los científicos a comprender el impacto de los patrones climáticos a gran escala en los glaciares de diferentes zonas montañosas.