China pide al G77 que reconozca la culpa de los países ricos sobre cambio climático

  • La Cumbre del G77 está formada por 133 países en desarrollo, emergentes y China.

  • China siempre ha defendido que los países industrializados occidentales históricamente tienen una mayor responsabilidad en los problemas del cambio climático.

El vicepresidente de la Asamblea Nacional Popular de China, Chen Zhu, pidió hoy a la Cumbre del G77 en Bolivia que recuerde a las naciones ricas el principio de responsabilidad común y diferenciada sobre el cambio climático y que deben cooperar con las naciones en desarrollo para afrontarlo.

"Tenemos que insistir en el principio de la responsabilidad común y diferenciada en cuanto al cambio climático, exhortando a los países desarrollados para que cumplan sus compromisos en materia de capitales, tecnologías y transferencias tecnológicas", sostuvo.

Chen Zhu participó en la plenaria de la Cumbre del G77, formado por 133 países en desarrollo, emergentes y China, que conmemora hoy sus 50 años de vida y discute una agenda de acciones para impulsar el desarrollo internacional después del 2015.

La potencia asiática tiene una alianza con el G77 y siempre ha defendido que los países industrializados occidentales históricamente tienen una mayor responsabilidad en los problemas del cambio climático y la contaminación, comparadas con los generados por su propio crecimiento industrial.

El vicepresidente de la Asamblea Popular de China también destacó que el G77 es hoy una fuerza importante para el mundo futuro.

"Según estimaciones para los próximos tres o cinco años los países en vías de desarrollo van a contribuir a dos terceras partes del desarrollo económico mundial. El grupo G77 más China se ha convertido en una fuerza importante para el futuro mundo", dijo.

El alto funcionario destacó que el G77 haya crecido desde su número original de naciones fundadoras de 77, en 1964, hasta alcanzar hoy los 133, que representan más de la mitad del producto interior bruto (PIB) internacional.

"Al mismo tiempo, la paz y el desarrollo como temática permanente no han sido alterados", sostuvo, a la vez que señaló que también persiste la configuración de la "riqueza del norte y la pobreza del sur".

Subrayó que los países de la alianza no alcanzaron los objetivos que se plantearon y son objeto de los impactos de la crisis internacional, al tiempo de que enfrentan retos como la seguridad energética y alimentaria y el desequilibrio en el desarrollo.

En la arena internacional, agregó, todavía son pocas las voces de los países en desarrollo que se hacen escuchar y el G77 tiene la responsabilidad de unirlas para el "autofortalecimiento".

El G77 debe seguir resguardando "la paz y la estabilidad mundial" promoviendo la democratización de las relaciones internacionales y respetando los caminos y el modelo de desarrollo de cada uno de los países, sostuvo el dirigente de la Asamblea china.

Asimismo, reconoció que en la alianza del G77 hay "discrepancias" y "fricciones", como "entre los familiares de una misma casa", pero abogó porque se resalten los amplios intereses comunes "con unidad y cooperación" como camino para el desarrollo.