Dos residencias escolares y 165 familias contribuirán a mitigar los efectos del cambio climático en Canarias

La Consejería canaria de Educación activa un programa destinado a fomentar el ahorro de recursos y el uso de materiales reciclados

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 3 (EUROPA PRESS)

Un total de 165 familias y dos residencias escolares participan en el Programa Educativo Hogares Verdes que acaba de poner en marcha la Consejería de Educación del Gobierno autónomo, que tiene como objetivos concienciar a las familias canarias para generar un cambio de hábitos y actitudes que ayuden a mitigar los efectos del cambio climático, así como fomentar el ahorro de recursos y el uso de materiales reciclados.

Según informó esta mañana ante los medios la titular del departamento educativo, Milagros Luis Brito, esta acción pretende "fomentar la formación, la información y la sensibilización en todo lo que tiene que ver con ahorro y eficiencia energética, con consumo responsable y con movilidad sostenible". Asimismo, matizó que esta acción plurianual, que puede ser prorrogada en el tiempo, "cabalga en torno a dos líneas de actuación: la reordenación de los contenidos educativos derivados de la LOE; y sobre un programa orientado a la comunidad educativa, que se inscribe dentro de la Estrategia Canaria de lucha contra el cambio climático".

La presentación del Proyecto contó, además, con la presencia de la directora general de Ordenación e Innovación Educativa, Victoria González, y la directora general de Promoción Educativa, Pilar Díaz, quien explicó que el coste total de esta iniciativa será de 62.000 euros, de los cuales, 37.000 irán destinados a la compra de material, y 25.000 para la contratación de monitores y guarderías.

Las familias elegidas para el proyecto Hogares Verdes pertenecen a centros adscritos a la Red Canaria de Centros Educativos para la Sostenibilidad (Red Ecos) y a las Asociaciones de Padres y Madres. En concreto, formarán parte de este programa 30 familias de Gran Canaria, 14 de Fuerteventura, 16 de Lanzarote, 30 de Tenerife, 11 de La Palma y 50 familias de El Hierro, "por la trayectoria que tiene sobre educación ambiental", señaló Díaz, para añadir que también participarán las residencias escolares de Arinaga, en Gran Canaria, y la de San Sebastián de La Gomera.

Por su parte, la directora general de Ordenación e Innovación Educativa apuntó que el Programa está organizado en tres ciclos de un año de duración cada uno. El primer ciclo se inició este mes de marzo y concluirá a final de año. En su transcurso, las familias participantes trabajarán el uso responsable del agua y de la energía. El segundo ciclo, que se prolongará a lo largo de 2010, trabajará el consumo responsable y los residuos; y el tercer y último ciclo, que concluirá a finales de 2011, profundizará en el transporte sostenible y la seguridad vial.

MATERIAL SOSTENIBLE

Para abordar estos temas, González señaló que se suministrará a las familias de forma progresiva de diferentes materiales que ayuden al desarrollo de los objetivos marcados para cada ciclo. Entre estos materiales se encuentran una regleta con interruptor, un contador de consumo de enchufe, una linterna solar, alcachofas para la ducha, bombillas de bajo consumo, perlizadores o aireadores, una guía de ahorro y eficiencia energética en Canarias, un carro de la compra con el logo del programa, lápiz y cuaderno de notas, archivador, fichas educativas y hojas de tarea.

A lo largo de las reuniones que se mantendrán con los participantes, un grupo de monitores se encargarán de explicarles los objetivos de cada uno de los ciclos. Además, las familias se comprometen a rellenar los cuestionarios inicial y final que los responsables del programa les suministran, para proporcionar datos del consumo de luz y agua mientras dure el Programa.