Tres de cada cinco empresas del Ibex-35 cree el cambio climático entraña "un riesgo" para su actividad

Ribera anima a las compañías españolas a introducir el cambio climático en su estrategia empresarial "como una ventaja competitiva" MADRID, 12 (EUROPA PRESS) El 60 por ciento de las empresas cotizadas en el Ibex-35 cree que se enfrenta a una serie de riesgos físicos, financieros y regulatorios como consecuencia del cambio climático, según datos extraidos de la sexta edición del informe Carbon Disclosure Project (CDP) que, por primera vez, incluye información de compañías españolas. En el caso de los riesgos regulatorios, un 84 por ciento de las empresas encuestadas cree que la modificación de la normativa nacional e internacional influirá en el contexto en el que operan, principalmente en el sector energético, tecnologías del agua, turismo, telecomunicaciones y financiero. Sin embargo, el documento constata que un 88 por ciento de las cotizadas percibe el cambio climático como "una oportunidad", mientras que un 76 por ciento asegura que ha implantado planes de reducción de emisiones. La versión española del Informe CDP --elaborado por la Fundación Ecología y Desarrollo, con el patrocinio de BBVA, Iberdrola y Telefónica, y el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente-- ha recogido las políticas que se llevan a cabo la mayoría de las compañías cotizadas españolas (un 71%) en materia medioambiental, lo que supone la tasa de respuesta más elevada de entre los 22 países participantes. Este informe se publica anualmente a nivel mundial para recoger el comportamiento de las empresas frente al cambio climático, e incentivar políticas responsables en este sentido, del mismo modo que se pretende facilitar a los inversores sus decisiones de inversión. OPORTUNIDAD DE INVERSION Durante el acto de presentación del documento, la secretaria de Estado de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino, Teresa Ribera, animó a las compañías a integrar "con rapidez" el cambio climático en el diseño de sus estrategias empresariales ya que supondrá "una ventaja" con respecto a sus competidores. "No se trata sólo de una cuestión de marca", aseveró Ribera que calificó de "determinante" el papel de las empresas en la lucha contra el cambio climático. Asimismo, destacó la actuación del Gobierno para consolidar "marcos regulatorios adecuados". Por su parte, el director de ECODES, Victor Viñuales, señaló que, "al inicio de la crisis, muchos pensaron que era el fin de las políticas medioambientales pero, conforme se ha ido agudizando, se ha visto la necesidad de apostar por un matrimonio entre economía y ecología". De todos modos, Viñuales reconoció que antes de alcanzar un cambio ambiental, "es necesario un cambio mental".