Un importante istmo de hielo se separa de la Antártida

Un importante istmo de hielo se separa de la Antártida

Un importante istmo de hielo se separa de la Antártida

OSLO (Reuters) - Un istmo de hielo que ha mantenido en su lugar durante cientos de años a una vasta capa gélida de la Antártida se rompió el sábado, y podría presagiar una rotura mayor por el calentamiento global, dijo un destacado científico.

La imagen satelital, tomada por la Agencia Espacial Europea, mostró que una larga franja de hielo de 40 kilómetros, que se cree que mantenía a la capa gélida Wilkins en su lugar, se había quebrado en su parte más estrecha de alrededor de 500 metros frente a la península Antártica.

"Es increíble cómo el hielo se ha roto. Hace dos días estaba intacto", dijo a Reuters David Vaughan, experto en glaciares del operador antártico de Reino Unido Investigación Antártica Británica, al referirse a la imagen satelital de la Plataforma de Hielo Wilkins.

"Esperábamos que esto ocurriera desde hace mucho tiempo", agregó.

La ruptura dejó enormes icebergs planos flotando en el mar donde había estado hasta el viernes el puente de hielo.

"La isla de Charcot será de verdad una isla por primera vez en la historia", dijo Vaughan.

La pérdida del istmo de hielo, que tenía casi 100 kilómetros de ancho en 1950 y al menos cientos de años de existencia, podría permitir que las corrientes oceánicas separen más la plataforma de Wilkins.

"Mi impresión es que perderemos más hielo, pero habrá un remanente hacia el sur", dijo Vaughan. Lo que queda de la capa gélida tiene un tamaño cercano al de Jamaica o el estado de Connecticut en Estados Unidos.

Las temperaturas en la península Antártica, que se extiende en dirección a América del Sur, han aumentado en más de tres grados centígrados en los últimos 50 años, la velocidad más rápida de calentamiento en el hemisferio sur.

"Creemos que el calentamiento en la península Antártica está relacionado con el cambio climático mundial, aunque los vínculos no son completamente evidentes", señaló Vaughan.

La respuesta de la Antártida al calentamiento contribuirá en gran medida a fijar el ritmo de aumento mundial de los niveles del mar.

Otras nueve plataformas se han hundido o desintegrado alrededor de la península Antártica en los últimos 50 años, a menudo abruptamente como la barrera de hielo Larsen A en 1995 o Larsen B en 2002, reduciendo los mapas del continente de hielo.

De esta tendencia se culpa ampliamente al cambio climático causado por los gases que mantienen atrapado al calor por el uso de combustibles fósiles.

Vaughan aterrizó en el estrecho puente de hielo, que sobresale alrededor de 20 metros sobre el mar, en enero con un grupo de científicos y dos periodistas de Reuters. Entonces predijo que se rompería este año.

Representantes de alrededor de 175 países se han reunido desde el 29 de marzo en Bonn, Alemania, para impulsar un acuerdo para finales de 2009 para un nuevo tratado de las Naciones Unidas que combata el cambio climático. Las conversaciones finalizarán el 8 de abril.

La pérdida de las barreras de hielo no afecta a los niveles oceánicos, pero puede permitir que los glaciares en tierra se deslicen más rápidamente hacia los mares, agregando agua a los océanos.