Zapatero urge a alcanzar un gran acuerdo en la conferencia de Copenhague para detener la "amenaza" del cambio climático

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha urgido hoy a la comunidad internacional a alcanzar un "gran acuerdo" en la conferencia de diciembre de Copenhague para detener la "amenaza" que supone el cambio climático.

En un artículo recogido por Europa Press y publicado en el sitio web de la 15ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas para Cambio Climático, Zapatero advirtió de que el calentamiento global "requiere una acción urgente que no puede ser retrasada por la actual situación económica".

La conferencia de Copenhague pretende, entre otras cosas, que la comunidad internacional alcance un acuerdo para reducir las emisiones de CO2 de forma significativa a medio y a largo plazo.

Zapatero, que asumirá en enero de 2010 la presidencia de la UE, alerta en el artículo de que el cambio climático constituye "la amenaza más importante jamás conocida para la biodiversidad en la Tierra, sus recursos naturales, la agricultura y el acceso a los alimentos, la erradicación de la pobreza y la disponibilidad de agua".

Entre los principales retos a los que se deberá enfrentar la comunidad internacional, citó la necesidad de detener la deforestación, facilitar el acceso a agua y alimentos, proteger la tierra de la degradación y deforestación, así como elaborar políticas de cobertura de riesgos y de protección de los pueblos más vulnerables.

No obstante, defendió que el cambio climático sirva como "incentivo a la innovación, a reducir la generación de residuos, a invertir en nuevas formas de energía y producción industrial limpias, a reformar un modelo económico que no puede durar mucho".

Por todo ello, el régimen climático global deberá estar basado a partir de 2012 --cuando caduque el acuerdo internacional que supuso el Protocolo de Kioto-- "en la ciencia" y en un modelo de financiación para el desarrollo "mucho más consistente", según Zapatero.

Y esto implicará, añade el presidente, que la comunidad internacional comparta una misma visión sobre cómo conseguir "una transición a un patrón de desarrollo bajo en carbono y respetuoso con el medio ambiente".

RECURSOS PARA LOS PAÍSES EN DESARROLLO

A juicio del presidente, en Copenhague será "vital" ponerse de acuerdo en qué hará cada país para "mitigar la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera hasta valores seguros" y para asegurar recursos para los países en desarrollo, no sólo para ayudarles a que ellos reduzcan emisiones sino también para que se adapten a los impactos del cambio climático.

Entre otras medidas, Zapatero apuesta por poner especial énfasis en la ingeniería en materia energética y del agua, por políticas nacionales para evitar la deforestación y por el impulso de la I+D+i.

Ve "indispensable" reforzar la coherencia de las legislaciones nacionales para incentivar los cambios necesarios y la capacidad de integración de nuevas tecnologías, donde el papel de la nueva Agencia Internacional de energías Renovables, IRENA, "puede ser de gran ayuda".

"El reto es muy complejo, pero resolverlo es una responsabilidad ineludible de todos nosotros", concluye Zapatero, quien, citando a Albert Einstein, advirtió de que no se pueden resolver los problemas de hoy pensando de la misma manera que cuando se provocaron.