Hosteleros valencianos prevén un retroceso económico del 3,25% respecto a 2008, menor en los destinos costeros

Semana Santa será "peor o mucho peor" que en 2008 para el 48% de los encuestados por la FEHV y para el 70% en el caso de Valencia ciudad

VALENCIA, 08 (EUROPA PRESS)

Los hosteleros de la provincia de Valencia prevén para esta Semana Santa un retroceso económico del 3,25 por ciento con respecto a 2008, un retroceso que se reparte de forma desigual entre los destinos de costa, como Cullera y Gandia, en los que esperan un ligero retroceso (-0,9 por ciento) y Valencia ciudad, con un 5,19 por ciento menos.

Así lo refleja el estudio de perspectivas empresariales del sector hostelero sobre la Semana Santa 2009 realizado por la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV), a partir de un muestreo aleatorio entre los bares y restaurantes de la provincia de Valencia. Según los resultados del estudio dados a conocer hoy, las perspectivas económicas de los empresarios "mantienen los resultados negativos de los anteriores estudios de Fallas y Navidad".

En concreto, en comparación con la temporada de 2008, en la que las zonas de playas ya crecieron apenas un 1,7 por ciento, y la ciudad de Valencia un 0,5 por ciento, el sector espera que estas cifras bajen este año hasta el -0,9 por ciento en la costa y el -5,19 por ciento en Valencia ciudad.

Para el 48,3 por ciento de los bares y restaurantes encuestados, la Semana Santa del 2009 "va a ser peor o mucho peor que la del 2008", previsión que es "más positiva" en las zonas de playa, donde el porcentaje baja al 29,8 por ciento de los encuestados, mientras que en Valencia ciudad alcanza el 70 por ciento de encuestados.

Desde la FEHV hicieron hincapié en que estos datos, "siendo malos, reflejan caídas inferiores a las que se producen en otros sectores productivos".

Con respecto a la procedencia de turistas y visitantes, destacaron que en Gandia el 50 por ciento son de fuera de la Comunitat Valenciana; en Valencia, el 42,5 por ciento; y en Cullera, el 33 por ciento, dominando en este caso la población de la provincia de Valencia.

MÁS GASTO MEDIO POR PERSONA

En cuanto al gasto medio por persona y día, indicaron que en los bares es de 20,5 euros, y en los restaurantes 28,9 euros, lo que "pone de manifiesto el incremento del gasto turístico, frente al consumo interno de la población local en la hostelería, ya que en periodos cortos como el de Semana Santa el turista gasta más".

Así, señalaron que el gasto medio de la Semana Santa se sitúa en 25,9 euros por persona y día, frente a los 21 euros alcanzados en Fallas.

A nivel general, resaltaron las "buenas expectativas" de los hosteleros de las zonas de playa, en comparación con Valencia capital, perspectivas que "se hacen siempre confiando en la buena climatología, factor determinante para el resultado de la temporada", puntualizaron desde la FEHV.

AUGE DE SEGUNDAS RESIDENCIAS

Además, apuntaron que confían en poder sumar el "buen funcionamiento" de las segundas residencias que, "en este contexto de crisis, suponen una buena opción vacacional que ya en el pasado puente del 19 de marzo funcionó muy bien".

En este sentido, explicaron que en periodos de crisis "los protagonistas de las vacaciones son las segundas residencias de los destinos de costa tradicionales frente a los viajes al extranjero y la ocupación hotelera", circunstancia que, sin embargo, "implica un retroceso del gasto medio del turista y una pérdida de rentabilidad de las empresas turísticas".