Los empresarios de turismo rural consideran "buena" la ocupación en Semana Santa, aunque los ingresos disminuyeron

También descendió la demanda, más del 40%, mientras la ocupación alcanzó el 92% y fue total en el interior

SANTANDER, 14 (EUROPA PRESS)

Los alojamientos de turismo rural de Cantabria registraron esta Semana Santa una "buena" ocupación, con una media del 92 por ciento, que llegó al 100 por cien en puntos del interior y fue peor en zonas costeras. No obstante, los ingresos disminuyeron, ya que los precios se mantuvieron o incluso bajaron, y también lo hizo la demanda, al registrarse un 40 por ciento menos de llamadas para hacer reservas, que se realizaron de forma "muy lenta".

Estos son algunos de los datos definitivos que registró el sector del jueves 9 al sábado 11 de abril, obtenidos sobre una muestra de 150 alojamientos de los 300 que integran la Asociación de Turismo Rural de Cantabria, cuyo presidente, Jesús Blanco, los dio a conocer hoy en rueda de prensa.

Blanco explicó que no disponen de cifras sobre el porcentaje de reducción de ingresos del sector, que en Cantabria cuenta con unos 576 alojamientos, pero subrayó que lo que más preocupaba a los empresarios es que bajara la ocupación, lo que no ha ocurrido. "Lo importante es que se mantenga; estamos en situación de crisis y habrá que asumirlo, lo dramático es que no tuviésemos clientes", dijo.

Sin embargo, se está "manteniendo el tipo", los empresarios están "moderadamente satisfechos", y sus perspectivas para el verano tampoco son malas, ya que el turismo rural está asociado a viajes más cortos, más familiares y de menos gasto, que es a lo que apuntan las previsiones por la crisis, señaló Blanco.

El presidente de la Asociación de Turismo Rural recordó además que esta "buena" ocupación obtenida en Semana Santa es continuación de la que se registró en el 'puente' del 19 de marzo y supone "un impulso" para un verano que presenta "dudas", pero que "no suena mal", afirmó.

Blanco destacó también que durante esta Semana Santa y, pese al mal tiempo de algunos días, han funcionando "bien" los recursos turístico-culturales de la comunidad autónoma, en especial la red de cuevas, con El Soplao como protagonista principal y un aumento de las visitas a la neocueva de Altamira, lo que ha suplido la no asistencia al Parque de la Naturaleza de Cabárceno por la lluvia.

LLENO TOTAL EN EL INTERIOR

En cuanto a los datos concretos de esos tres días, la ocupación fue de prácticamente el 100 por cien en las zonas de Liébana, Saja-Nansa, Campoo, Asón y Pas. En el litoral, el mejor dato se registró en la zona central (93,60%), seguida de la costa occidental, con el 91,77% y la oriental, con el 86,10%. Por su parte la cuenca del Besaya no superó el 90 por ciento de ocupación.

Respecto a la demanda, Blanco señaló que aproximadamente el 50 por ciento de las reservas se hicieron con más de 30 días de antelación. A partir de ahí hubo "un parón", por lo que el sector se puso "nervioso" y algunos alojamientos empezaron a bajar los precios y a ofrecer algún tipo de oferta.

Ante esa situación, y dado que por lo general la búsqueda de alojmaniento se hace mayoritariamente a través de Internet, los clientes "dudan más", hacen "más llamadas" para conseguir la mejor oferta y durante unos días no se logran aumentar las reservas, que se producen en un número significativo ya en la semana del 6 de abril, explicó Blanco.

Es a "última hora", especialmente el martes 7 y el miércoles 8, incluso el mismo Jueves Santo, cuando se cierran muchas reservas, mejorando así la ocupación hasta las cifras conseguidas, precisó. No obstante, y debido al pronóstico del tiempo, también se produjeron anulaciones, en especial el sábado. TRES DÍAS DE MEDIA

La estancia media de los visitantes en Cantabria fue en su mayor parte de tres días (del jueves 9 al sábado 11), y en un porcentaje importante de 1 ó 2. Sólo en el 19 por ciento de los casos las reservas fueron para 4 ó 5 días.

De esta manera, según Blanco, los alojamientos que en principio no cogían reservas para uno o días y esperaban a más, han tenido "más dificultades" para conseguir ocupación.

Los datos sobre ocupación registrados en Cantabria coinciden, según Blanco, con los ofrecidos a nivel nacional por la Asociación Española de Turismo Rural, que ha cifrado la ocupación media en un 90 por ciento, siendo total en el caso de casa completa y bajando un poco en el de habitaciones.