Las lluvias 'regarán' la mitad norte peninsular y las temperaturas descenderán desde el viernes en toda España

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Las lluvias en la mitad norte peninsular serán casi constantes durante las vacaciones de Semana Santa y en el resto de España las temperaturas descenderán moderadamente desde el viernes hasta el domingo, cuando las termómetros empezarán a marcar más grados.

Según la predicción especial de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), mañana entrará por el noroeste peninsular un sistema frontal, que dejará precipitaciones débiles o moderadas en Galicia, regiones cantábricas y en las zonas con cota de nieve entre 1.000 y 1.200 metros del noroeste peninsular. Además, se preveen precipitaciones débiles en las islas occidentales de Canarias, preferentemente en el norte.

En el resto de España, los cielos estarán poco cubiertos y las temperaturas ascenderán moderadamente, excepto en el noroeste de la Península, donde comenzarán a descender progresivamente. Por su parte, el viento soplará de forma moderada de componente oeste en Galicia y del norte en Canarias.

Las precipitaciones serán más frecuentes en el resto de España durante el viernes y el sábado, especialmente en la mitad norte peninsular, donde podrán registrarse lluvias localmente moderadas y fuertes, e incluso, ocasionalmente irán acompañadas de tormenta en puntos del noreste y en forma de nieve en el área de los sistemas montañosos de la mitad norte con cota de nieve de 1.000 a 700 metros. Las lluvias serán menos probables en las comunidades del sur y Canarias.

En cuanto a las temperaturas, experimentarán un descenso de moderado a notable y habrá vientos de moderados a fuertes, principalmente en el Estrecho. El domingo y el lunes continuarán las precipitaciones en la mitad oriental peninsular y Baleares, siendo de intensidad moderada y con alguna tormenta en puntos del noreste y cada vez menos probables en el sureste. Sin embargo, las temperaturas comenzarán a ascender progresivamente desde el noroeste. Los vientos podrán alcanzar intervalos con intensidad moderada o fuerte, del noroeste, en el Golfo de León.