Toyota y Mazda ultiman una alianza para desarrollar coches eléctricos


Los fabricantes japoneses mejoran su producción en el primer semestre de 2017

Los fabricantes japoneses mejoran su producción en el primer semestre de 2017 MADRID | EUROPA PRESS

Etiquetas

Los fabricantes automovilísticos japonesesToyota Motor y Mazda Motor están ultimando una alianza de capital para desarrollar de forma conjunta tecnología para coches eléctricos, según adelantó hoy el diario japonés Nikkei.

El acuerdo de cooperación incluirá el establecimiento de una planta conjunta en Estados Unidos, así como la adquisición por parte de Toyota de un 5 por ciento de las participaciones en Mazda, señalaron fuentes empresariales al citado diario económico nipón.

Mazda también invertirá en una participación minoritaria en su competidora, según los términos del acuerdo que ambas compañías están cerrando y que podría anunciarse hoy mismo, coincidiendo con la presentación de los resultados trimestrales de Toyota.

Toyota gana un 11% más

Toyota Motor ganó 613.056 millones de yenes (4.685 millones de euros) entre abril y junio, lo que supone un 11 por ciento más interanual gracias sobre todo al aumento de sus ventas a nivel global, según anunció hoy.

En el citado período, primer trimestre del año fiscal nipón, Toyota obtuvo un beneficio operativo de 574.294 millones de yenes (4.388 millones de euros), un 10,6 por ciento menos, mientras su resultado bruto de explotación (ebitda) creció un 0,3 por ciento hasta 679.348 millones de yenes (5.191 millones de euros).

El fabricante con sede en Aichi (centro de Japón) logró una facturación en este primer trimestre de 7,047 billones de yenes (53.855 millones de euros), un 7,0 por ciento interanual más.

Entorno muy competitivo

Ambos fabricantes ya firmaron en 2015 un acuerdo de colaboración para el desarrollo de tecnologías de reducción de emisiones contaminantes y de conducción autónoma.

Toyota había anunciado sus planes de comenzar a comercializar coches eléctricos para 2020, mientras que Mazda prevé entrar en este mercado en 2019.

La nueva alianza estaría destinada a unir fuerzas en un entorno cada vez más competitivo debido al estancamiento de la demanda global de vehículos y a las regulaciones de protección medioambiental.

La cooperación en el sector del coche eléctrico de dos de los mayores fabricantes nipones del automotriz también responde a la buena marcha de la alianza Renault-Nissan, a la que su unió Mitsubishi Motors el pasado octubre, y que ha intensificado sus actividades para el desarrollo de estos nuevos vehículos.

Durante la primera mitad de este año, la alianza franco nipona fue el grupo automotor que más coches vendió al comercializar 5,27 millones de vehículos y superar a Volkswagen y a Toyota, según los datos publicados a finales de julio.

El grupo ha logrado incrementar sus ventas en un 7 por ciento interanual gracias a la inclusión de Mitsubishi Motors en el mismo, lo que supuso la primera vez que la alianza se sitúa en primer lugar para desbancar a Volkswagen y a Toyota.