El juez permite a Chrysler acceder a 3.410 millones de fondos públicos

DETROIT (ESTADOS UNIDOS), 5 (Reuters/EP)

El consorcio automovilístico estadounidense Chrysler ha recibido la aprobación por parte del Tribunal de Quiebras de Estados Unidos para poder acceder a los créditos públicos por importe de 4.500 millones de dólares (3.410 millones de euros al cambio actual) concedidos por los gobiernos estadounidense y canadiense.

La compañía con sede en Auburn Hills (Michigan) solicitó ayer a este Tribunal estadounidense que agilizara los procesos de suspensión de pagos en los que se encuentra inmerso, con el fin de no estar en esta situación durante un periodo superior a 30 días.

Chrysler, que se acogió el pasado jueves al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, pretende finalizar el proceso de venta de activos de la compañía por valor de 2.000 millones de dólares (1.540 millones de euros), lo que podría servir para allanar el camino de la alianza con Fiat.

De esta forma, la firma italiana podría empezar la alianza con un 20% del capital de Chrysler, para posteriormente pasar a mantener un 35% del accionariado de la compañía con sede en Auburn Hills (Michigan).

La compañía que preside Robert Nardelli tiene intención de vender sus mejores activos en una nueva empresa que será propiedad de los sindicatos, de Fiat y del Gobierno de Estados Unidos. El presidente del sindicato United Auto Workers (UAW), Ron Gettelfinger, explicó que el fondo de seguros sanitarios de la organización sindical pretende vender sus acciones en Chrysler "lo antes posible".

La declaración de suspensión de pagos de Chrysler se produjo el pasado jueves después de que los principales acreedores de la compañía rechazaran llevar a cabo una reestructuración de la deuda de la multinacional automovilística.