El ministro califica de "interesante" la propuesta de Fiat, que mantendrá las plantas alemanas de Opel

BERLIN, 4 (Reuters/EP)

El ministro alemán de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg, señaló hoy que el consejero delegado de Fiat, Sergio Marchionne, ha presentado un "interesante" plan para crear el primer fabricante europeo de automóviles, a través de la combinación de las operaciones de Fiat, de Chrysler y de General Motors en Europa, y que contempla el mantenimiento de la totalidad de las plantas de Opel en Alemania.

Así lo indicó hoy el ministro alemán tras la reunión mantenida con Marchionne, en la que éste presentó un plan para combinar las actividades de Fiat con las de Chrysler y las de General Motors en Europa, con el fin de crear el principal fabricante de automóviles del continente.

"Es un acercamiento interesante, sin duda", explicó Guttenberg, al tiempo que aseguró que el Gobierno alemán estudiará los detalles de este plan y considerará otras opciones para salvaguardar los puestos de trabajo de la filial alemana de General Motors, Opel.

Guttenberg señaló que el plan presentado por el consejero delegado de Fiat podría contemplar el mantenimiento de la totalidad de las fábricas de Opel en Alemania, aunque la factoría de motores y de componentes de la firma alemana en Kaiserslautern podría no estar incluida en el proyecto.

Opel cuenta en la actualidad con una plantilla formada por 25.000 trabajadores en Alemania y también tiene fábricas en Bélgica, España (Figueruelas) y en Reino Unido.

El ministro de Economía de Alemania resaltó que la firma italiana necesitaría entre 5.000 y 7.000 millones de euros de financiación pública y en garantías estatales por parte de varios países de Europa para llevar a cabo este proyecto.

Por otro lado, la canciller alemana, Angela Merkel, resaltó que está abierta a conceder garantías estatales, aunque señaló que éstas están ligadas a la viabilidad en el futuro de la compañía y a que Opel encuentre un nuevo socio.

Si el plan propuesto por Marchionne se llevara a cabo, la empresa resultante de la combinación de Fiat, Chrysler y Opel generaría unas ventas de vehículos de entre 6 y 7 millones de unidades al año y registraría una facturación anual cercana a los 80.000 millones de euros.