La Junta de Castilla y León se incorpora a las ayudas a la compra de coches con 6 millones para 2009

VALLADOLID, 15 (EUROPA PRESS)

La Junta de Castilla y León anunció hoy que se incorporará a las ayudas directas a la compra de automóviles con una cuantía aproximada de seis millones de euros para 2009 a razón de 500 euros por vehículo a partir del próximo lunes, día 18 de mayo.

El consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, avanzó que esta ayudas serán gestionadas en la Comunidad mediante una orden de subvención de la ADE o bien a través de la Dirección General de Industria y garantizó que, aunque la orden sea publicada con fecha posterior al 18 de mayo, las subvenciones tendrán caracter retroactivo hasta esa fecha.

De este modo, la Junta aportará 500 euros del total de 2.000 que recibirán los ciudadanos que decidan adquirir un vehículo a partir del próximo lunes, de los que los otros 500 serán subvencionados por el Gobierno y 1.000 por los fabricantes.

Tras realizar este anuncio, De Santiago-Juárez destacó que no se puede hablar de coordinación con el Gobierno porque, por el momento, el Ejecutivo regional desconoce las características principales de la subvenciones planteadas por el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Debate sobre el Estado de la Nación.

En concreto, el portavoz de la Junta destacó que se desconocen cuestiones como quienes serán los destinatarios de las mismas, qué tipo de vehículos se van a subvencionar, si el dinero sólo irá destinado a la compra de vehículos nuevos o también los usados, si se tendrá en cuenta el porcentaje de emisiones de CO2 y cómo se van a gestionar las mismas.

De Santiago-Juárez recordó también que el vicepresidente económico de la Junta, Tomás Villanueva, trasladó ayer en la reunión de las comunidades con el ministro de Industria, Miguel Sebastián, la necesidad de que estas ayudas sean compatibles con el Plan Reflota puesto en marcha por la Junta para la adquisición de vehículos industriales ligeros.

El portavoz de la Junta de Castilla y León incidió en la importancia de que el Gobierno central coordine estas medidas con las comunidades autónomas, al tiempo que reiteró su petición de convocar una Conferencia de Presidentes para tratar este y otros asuntos relacionados con la situación económica actual.

Asimismo, recordó el esfuerzo que realiza la Junta con la puesta en marcha de esta línea de ayudas a pesar del presupuesto "ajustado" del Gobierno regional para el presente año, ya que, como destacó, para la Junta es prioritario ofrecer apoyo económico a un sector "vital" para la Comunidad.

LA "IMPROVISACIÓN" DEL GOBIERNO

De Santiago-Juárez aseguró que la Junta evalúa de forma positiva la puesta en marcha de una líneas de ayudas directas ante la "grave" crisis del sector y más tras constatar que en 11 países de la UE en los que se han puesto en marcha este tipo de subvenciones a la compra han dado un resultado "muy positivo" en las ventas del que se ha visto beneficiada también la industria de Castilla y León con un repunte en la producción de Renault.

Sin embargo, el portavoz y consejero de la Presidencia calificó de "curioso" que el Gobierno haya presentado estas ayudas sin consultar ni con los fabricantes, quienes deben aportar 1.000 euros por vehículo, ni con las comunidades autónomas, que deben completar la subvención con 500 euros.

Por este motivo, para la Junta estas ayudas son fruto de la "improvisación" y de la "prepotencia" de Rodríguez Zapatero que ha llevado además a una "paralización" de las ventas ante la incertidumbre de los ciudadanos sobre las ayudas y en consiguiente "malestar" de algunas comunidades autónomas.