Suzuki confía en que el Estado "medite" sobre la petición de ayuda a la compra de motos

Los 270 trabajadores de la planta de Gijón se verán afectados por un expediente de regulación a partir del día 5 de junio

GIJÓN, 17 (EUROPA PRESS)

La dirección de la empresa Suzuki en Gijón expresó hoy su confianza en que el Ministerio de Industria "medite" sobre la petición que ayer planteó el Gobierno asturiano de conceder ayudas a la compra de motocicletas al igual que las previstas para los automóviles. Según la compañía, las ventas en el sector cayeron en un 53,5 por ciento en el mes de abril un dato que se corresponde con la planta de la multinacional en Gijón, donde se aplicará un expediente de regulación de empleo a partir del mes de junio de 36 días.

El sector reclama un "plan de contingencia urgente" que permita garantizar la viabilidad tanto de las empresas fabricantes como de los distribuidores, según explicó en declaraciones a Europa Press el director general de la planta asturiana, Juan Carlos Andrés Aguado, presidente además de la Asociación Nacional de Fabricantes ANESOR.

El directivo aseguró que la caída de las ventas tan acusada está "poniendo en grave riesgo la supervivencia de muchas compañías y la red de distribución lo está pasando muy mal".

A la crisis económica, Juan Carlos Andrés sumó la subida impositiva del impuesto de matriculación de las dos ruedas que se registró a principios de año y la restricciones en el crédito para la compra de vehículos. "El 70 por ciento de nuestras ventas son financiadas y en este momento la banca está restringiendo el crédito al consumidor final", expuso el directivo de Suzuki.

Ante esta situación, el director general de Asturias aseguró que la patronal ha presentado ya un paquete de medidas urgentes a la Administración que incluye la rectificación de la subida impositiva, la puesta en marcha de un plan prever o de achatarramiento y que se faciliten líneas de financiación para estimular el consumo.

Juan Carlos Andrés alabó la iniciativa del Principado de plantear la necesidad de estas ayudas al Ministerio de Industria y confió en que el Gobierno central sea receptivo al igual que ha hecho con el sector del automóvil. De no ser así, el director general de Suzuki planteó la posibilidadad de que sea el Principado el que haga un plan de ayudas autonómico como se ha planteado en otras comunidades. "Esperamos que el gobierno medite sobre estas peticiones porque este es un sector que genera empleo y es una pena que sistemáticamente cuando se habla de automoción la administración central se olvide de las dos ruedas".

EXPEDIENTE DE REGULACIÓN DE EMPLEO

Por su parte, el comité de empresa mostró su preocupación por la situación que atraviesa la compañía. "Estamos resintiéndonos mucho porque nuestra planta exporta tres de cada cuatro motos que producimos y los mercados exteriores han caído de manera alarmante por lo que necesitamos de manera urgente un plan de ayuda", comentó un representante de los trabajadores.

El expediente de regulación de empleo comenzará a aplicarse el día 5 de junio con una cobertura del 80 por ciento del salario. Los 36 días del ERE se distribuirán todos los meses entre junio y noviembre.