Skoda ya no quiere ser un taxi: rechaza ser su proveedor de coches ecológicos


Un taxi de la marca Skoda circula por Madrid

Un taxi de la marca Skoda circula por Madrid José González

El taxi ha dado el ‘sí quiero’ a la apuesta ecológica del transporte fomentada por el Ayuntamiento de Madrid. En tiempos en los que todo parece volverse en su contra, esta medida ha sido acogida de buen agrado en el sector. Los nuevos vehículos de taxi que se adquieran desde enero de 2018 deberán ser ecológicos, un ‘emblema’ que pretender utilizar para hacerse un nuevo nicho y poder destacarse sobre sus rivales en un escenario de feroz competencia del transporte privado. Pero no todo les podía salir bien. Los fabricantes de coches se muestran reacios a que sus nuevos modelos vayan ligados a la imagen del taxi. Incluso Skoda.

Los nuevos vehículos del sector deberán tener etiqueta ECO o CERO de la DGT, una medida incluida en el Plan A de Calidad del Aire. Cada año se renuevan unos 2.500 taxis de media, por lo que se estima que en 2023 habrá una flota de vehículos poco o nada contaminante. Actualmente, un 36,47% de la flota cuenta con etiqueta ECO de la DGT y un 0,18% con etiqueta CERO. El Ayuntamiento subvencionará parte del coste de los nuevos taxis menos contaminantes, con una partida en 2017 de 1.5 millones (hasta 3.000 euros por conductor) que aumentará su cifra en años venideros.

Ford, Opel, Skoda... no quieren ser taxis

Con la nueva Ordenanza, los titulares de licencias pueden utilizar para el servicio del taxi cualquier vehículo del mercado, siempre que cumpla las dimensiones mínimas y los límites de emisión establecidos y que sea posible la instalación de taxímetros, según marca la normativa estatal y autonómica.

Y este es el problema con el que se están encontrando los taxistas. Jesús Fernández, vicepresidente de FP Taxi, denuncia que “las compañías han declinado autorizar sus vehículos para la instalación de taxímetro y que sean homologados como taxi. No apuestan por nosotros”.

Como exige la ley, el fabricante es el que debe cotejar que dentro de un vehículo se pueden instalar el taxímetro, su cableado y el software que mide las distancias y el tiempo que el vehículo tarda en hacer un recorrido. “Es solo firmar un papel, un protocolo. Pero no lo están haciendo”, afirma. Todos los modelos que pueden utilizarse para dar un servicio de taxi están regulados por el CEM (Centro de Español de Metrología) una vez que el fabricante da el visto bueno para ello y ofrece información sobre dónde se debe conectar el taxímetro para que no afecte al rendimiento del vehículo.

“Skoda es la marca de los taxistas. En España se la conoce por ello. Y ahora nos da la espalda”, lamenta Fernández. “Los modelos GLP (autogás) y GNC (gas natural), como el nuevo Octavia, no los están homologando para que puedan ser utilizados como taxi. Y ha ocurrido en más ocasiones”.

Skoda Octavia GNC Skoda Octavia GNC

Skoda Octavia GNC

Skoda es la marca de los taxistas. En España se la conoce por ello. Y ahora nos da la espalda”

Pero también hay otras marcas como Ford, Renault, Volkswagen y Opel, “que no están homologando los nuevos modelos que están sacando al mercado”. Aunque hace unos días “dieron luz verde al Mondeo y esperamos que la lista vaya creciendo”, afirma.

“Las grandes marcas tienen uno de sus negocios en las grandes flotas y parece que no quieren que sean de taxis. Creen que esto rebaja el caché de la marca”, añade. A pesar de esta traba, en el sector esperan que todos los taxis de Madrid sean ecológicos en 2023 aproximadamente.

Bandera del verde

La Federación Profesional del Taxi, como órgano consultivo, ha propuesto al Ayuntamiento medidas para abanderar un futuro ‘verde’ del transporte. “Hemos solicitado la creación de una tarifa ecológica que funcionaría en aquellos casos en los que se active el protocolo de contaminación”, afirma Fernández.

En casos de alta polución, en los que se limita la velocidad a 70km/h en los accesos a la ciudad, se prohíbe aparcar en la almendra central, e incluso se prohíbe la circulación, “el taxi está dispuesto a ofrecer una tarifa más barata. Queremos ser un valor añadido”, resume el vicepresidente de FP Taxi.

Los taxis, solo el 60% del transporte en coche

El ‘car sharing’ es otro de los ‘enemigos’ del taxi clásico. Poder pagar un coche cuando lo utilizas es cada vez más habitual en Madrid, donde las flotas de Emove y Car2go han ido creciendo tanto en unidades como en número de usos. Y en octubre, la competencia será aún más feroz, ya que se sumará el Zoe de Renault.

Zoe, Renault Zoe, Renault

Zoe, Renault

El fabricante francés ha llegado a un acuerdo con Ferrovial para impulsar este modelo de negocio en las calles de Madrid, donde circularán 500 coches eléctricos más. Será el modelo más potente (135km/h) y el de mayor autonomía (400 km). Por el momento, habrá que esperar para que DriveNow (BMW) y Seat, que ya realiza pruebas piloto entre sus trabajadores de Barcelona, aterricen en Madrid. Algo que acabará ocurriendo.

En total serán 1.550 coches eléctricos de estas plataformas antes de 2018, cuando el Tribunal Superior de Justicia dará luz verde a unas 2.500 licencias de Uber que fueron solicitadas vía recurso. En las calles de la capital de España habrá una cifra cercana a los 6.500 coches que representarán a los nuevos sistemas de movilidad. En Madrid hay 15.723 taxis que prestan servicio en el Área de Prestación conjunta. es decir, que dos de cada cinco coches de transporte no serán el taxi convencional.