ÚLTIMA HORA DE LOS ATENTADOS: Los investigadores encuentran restos de un segundo fallecido entre los escombros de Alcanar

Se cumplen 75 años del ataque a Pearl Harbor, el bombardeo japonés que cambió el curso de la II Guerra Mundial


  • Existen afirmaciones de que en diversos puntos del Océano Pacífico se detectaron señales de tráfico naval durante los días previos al ataque, todas ellas, señales de radio japonesas proveniente del oeste.

  • El balance del ataque fue demoledor: cuatro acorazados hundidos, otros tres dañados, 188 aeronaves derribadas, 2403 marines muertos y 1178 heridos.

Se cumplen 75 años del ataque a Pearl Harbor: ¿era EEUU consciente de los planes de Japón?

Se cumplen 75 años del ataque a Pearl Harbor: ¿era EEUU consciente de los planes de Japón?

"Tora, tora, tora" (Tigre, tigre, tigre). Con esta orden comenzó uno de los ataques que más 'mediáticos' de la Segunda Guerra Mundial y también uno de los acontecimientos que cambió el destino de la propia guerra.

Aquella era la señal. Las fuerzas navales y aéreas japonesas prepararon minuciosamente el ataque durante meses y en la mañana del 7 de diciembre de 1941 se desató el infierno. El entonces presidente de EE.UU., Franklin Roosevel, lo denominó 'el día de la infamia'. A las 7.48 de la mañana los cielos de la isla hawaiana de Oahu se poblaron de aviones de guerra japoneses.

La base militar estadounidense de Pearl Harbor recibió, sin declaración de guerra de por medio, un ataque suicida que pretendía acabar con toda la flota yanqui en un día. 

Más de 350 'zeros' (nombre con el que se conocían coloquialmente a las aeronaves niponas) lanzaron sus bombas casi sin oposición. 

Cazas Zero Cazas Zero

Cazas Zero

El resultado: de los ocho acorazados que se encontraban atracados, cuatro se hundieron y otros tres quedaron severamente dañados. Todo eso sumado a las 188 aeronaves derribadas, los 2.403 estadounidenses muertos y los 1.178 heridos.Por el lado japonés, solo fallecieron 64 miembros de su ejército y se perdieron 29 cazas.

Así, al día siguiente del ataque, el presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt anunció la entrada en el conflicto.

¿Ataque real? ¿O excusa para entrar en la II Guerra Mundial?

El ataque, realizado durante varias oleadas, fue un éxito absoluto para el ejército del Imperio del Sol naciente pero no fue total. Es cierto que el ataque sobre la base de Hawai, fue un duro golpe para la marina norteamericana pero existen muchas voces que lo tildan de 'farsa'.

El objetivo era acabar e inutilizar la flota norteamericana para ampliar el dominio nipón en el pacífico pero, ese día, casualmente, no se encontraban atracados ninguno de sus portavaviones ni varios de sus acorazados más 'avanzados' (entre ellos el 'Enterprise', el 'Lexinton' y el 'Saratoga'). Sin embargo, sí estaban los acorazados más 'obsoletos'.

Además, la flota aérea nipona ignoró por completo la central eléctrica, el astillero, las instalaciones de mantenimiento y sobre todo, el depósito de combustible. Decisiones que resultan llamativas.

Momento en el que los cazas nipones atacan la base norteamericana. Momento en el que los cazas nipones atacan la base norteamericana.

Momento en el que los cazas nipones atacan la base norteamericana.

También existen afirmaciones de que en diversos puntos del Océano Pacífico se detectaron señales de tráfico naval durante los días previos al ataque, todas ellas, señales de radio japonesas proveniente del oeste.

Tanto Roosevelt como el pueblo norteamericano ya estaban convencidos de que, tarde o temprano, los Estados Unidos entrarían en guerra y ya se había iniciado el proceso de rearme, pero las fuerzas armadas aún no estaban preparadas para poder equipararse con los japoneses o los alemanes.

Ataque sobre el USS Arizona. Ataque sobre el USS Arizona.

Ataque sobre el USS Arizona.

Algunos apuntan incluso a que Roosevelt necesitaba una excusa para entrar en la guerra y tanto el presidente como sus ayudantes deseaban que fuese Japón quien abriese fuego. Así, tendrían un 'casus belli' y podrían convencer a la opinión pública.  

Y para ello, no hacía falta sacrificar toda una flota, bastaba con el ataque preventivo. Provocando que el ataque a Pear Harbor, consiguiera lo que parecía inevitable: la entrada de los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Ese bombardeo cambió el curso de la II Guerra Mundial. El 8 de diciembre, EE.UU. declaraba la guerra a Japón y el 11 de diciembre hacía lo mismo con Alemania e Italia. Fue el momento en el que los aliados, con Churchill a la cabeza, supieron que ganarían la contienda.

Aquí puede ver el documental de National Geographic sobre Pearl Harbor