Tigres de un zoo de China matan a un hombre ante la mirada horrorizada de su mujer y su hijo


  • El hombre buscó una entrada alternativa para no pagar la entrada y saltó una valla cayendo al recinto donde se encontraban los tigres.

  • En el vídeo se ve cómo uno de los felinos le muerde en el cuello y le arrastra. La policía no pudo hacer nada para salvarle.

Tigres de un zoo de China matan a un hombre ante la mirada horrorizada de su mujer y su hijo

Tigres de un zoo de China matan a un hombre ante la mirada horrorizada de su mujer y su hijo

Un joven murió este domingo en un zoológico de China tras ser atacado y devorado por un grupo de tigres, ante la mirada horrorizada de su mujer y su hijo. El suceso tuvo lugar en el en el zoológico de la localidad china de Ningbó, ubicada en la provincia de Zhejiang (este), según han informado las autoridades.

El hombre fallecido, apellidado Zhang, entró por accidente en el recinto de los grandes felinos para evitar pagar la entrada al zoo, según el diario 'Shanghai Daily'.

Zhang formaba parte de un grupo de otras cinco personas: su esposa, sus dos hijos y otra pareja. Las mujeres y los niños pagaron la entrada, mientras que Zhang y otro hombre llamado Li decidieron buscar una entrada alternativa.

Por ese motivo, los hombres escalaron un muro de tres metros para ingresar en territorio del parque. Li relata que después de eso vieron una señal de advertencia pero decidieron ignorarla. En un momento determinado, Zhang saltó en el recinto donde se encontraban los tigres, pero Li decidió no hacerlo, salvando así su vida.

En el vídeo grabado por uno de los visitantes se ve al  tigre arrastrando al hombre bajo algunos árboles y hundiendo los dientes en su cuello mientras otros dos grandes animales se empiezan a acercar.

Agentes de la Policía que llegan al lugar tampoco pueden hacer nada por salvar al hombre, que murió poco después en un hospital. Según los testigos los policías tardaron en llegar., pese a que los visitantes los avisaron inmediatamente de lo que estaba sucediendo.

Después, los agentes lograron repeler a los animales salvajes con petardos y cañones de agua.