Afectados por la quiebra de una almazara de Higuera presentarán una querella por insolvencia punible

JAÉN, 18 (EUROPA PRESS) Afectados por la quiebra de la almazara Fuentes Ibáñez de Higuera de Calatrava (Jaén) van a presentar una querella por insolvencia punible, una vez que han constatado la inviabilidad de que se entregara en pago la almazara. El abogado de estos agricultores explicó a Europa Press que tras la última asamblea que celebraron planteó al abogado de este empresario que les entregara dos anualidades de la hipoteca, lo que sumaba un total de unos 110.000 euros. Igualmente le pidió documentación más detallada sobre la fábrica y la maquinaria y, aunque en un principio le comunicó que no habría problemas, después cambió de idea y les dijo que no podía hacer frente a ningún tipo de pago, lo que hace inviable que los agricultores se queden con la fábrica. Ante esta situación, el letrado argumentó que lo que procede es presentar una querella, aunque ello suponga que el proceso tenga que seguir un camino más lento. El objetivo es que el mayor número de afectados posible apoye la presentación de esta querella y, por eso, esta misma tarde se celebra una asamblea a la que están convocados los olivareros perjudicados para que decidan si también se suman a los que ya se han decidido a dar este paso. La almazara Fuentes Ibáñez cerró sus puertas sin haber pagado la aceituna a más de 170 de agricultores, a los que en algunos casos adeuda más de una campaña y la liquidación del IVA. El dueño se marchó dejando un escrito en el que alega que debido a la situación de crisis tienen "serias dificultades" para poder hacer frente a los compromisos de pago a los proveedores. "Por todo ello, en el ánimo de garantizarles el pago, especialmente a los cosecheros, hemos decidido unilateralmente formalizar una hipoteca sobre nuestra almazara en Higuera de Calatrava, que es todo el patrimonio que tiene la empresa, a favor de la totalidad de los cosecheros y proporcionalmente a la deuda que tenga cada uno a su favor pendiente de cobro", afirmaba en la citada carta.