ANPE exige el apoyo de las administraciones para dar prestigio la Formación Profesional

MADRID, 16 (EUROPA PRESS) El sindicato educativo ANPE exigió hoy el apoyo de las administraciones, tanto de los gobiernos regionales como del Ministerio de Educación, Política Social y Deportes, para dar prestigio a la Formación Profesional (FP) de manera que los alumnos puedan "hacer frente a la competencia internacional con la mejor capacitación de los trabajadores". En su opinión, el déficit de titulados de FP exige un impulso responsable de las administraciones educativas y requiere un diseño actualizado de la oferta formativa y un aumento real de las plazas ofertadas a los alumnos incluido en el marco general de la verdadera reforma que precisa nuestro sistema educativo. Para ANPE, el verdadero prestigio de la FP implica un diseño "ágil, flexible, menos burocratizado, más orientado a las demandas de los sectores sociales" y una planificación de la FP "innovadora y capaz de prever las necesidades de formación y de cualificación presentes y futuras y de adecuarse a la actualización constante de la ciencia y la tecnología". Además, solicita que las diversas titulaciones de FP faciliten la inserción laboral y permitan la libre circulación de los titulados de una manera efectiva y en igualdad de condiciones con los del entorno europeo, y apuesta por una implicación efectiva de las empresas y de la propia universidad en el diseño de estas enseñanzas y en la cualificación exigida. "Una FP integradora, con una mayor coordinación entre las acciones de las diferentes administraciones y organismos responsables en materia de formación y de mercado de trabajo es necesaria", señalaron, al tiempo que añadieron que es imprescindible que los nuevos programas incluyan objetivos que permitan una mayor dignificación de la labor docente de los profesores técnicos de FP. Según señaló en un comunicado, al sindicato le preocupan las iniciativas destinadas a considerar como capacitación profesional cualquier experiencia laboral o incluso cualquier prestación de servicios. "Es imprescindible prestigiar y dignificar la formación profesional porque de ella depende nuestra competitividad como país en el ámbito europeo", añadió. Por todo ello, ANPE exigió al Ministerio de Educación y a las comunidades autónomas un compromiso de Estado para actualizar las reformas iniciadas por la Ley de Cualificaciones de Formación Profesional promulgada en el año 2002, aún sin desarrollo efectivo, y para prestigiar "de una vez" los estudios de Formación Profesional.