Arrestan a dos suboficiales por el asalto a una procesadora de Parmalat en R.Dominicana

  • Santo Domingo, 21 feb (EFE).- La policía dominicana confirmó hoy el arresto de dos suboficiales investigados con relación a su probable participación en el asalto cometido la noche del jueves pasado contra la procesadora láctea Parmalat por un grupo encabezado por un mayor de la Fuerza Aérea Dominicana (FAD).

Santo Domingo, 21 feb (EFE).- La policía dominicana confirmó hoy el arresto de dos suboficiales investigados con relación a su probable participación en el asalto cometido la noche del jueves pasado contra la procesadora láctea Parmalat por un grupo encabezado por un mayor de la Fuerza Aérea Dominicana (FAD).

"Además del apresamiento de estos dos sargentos, se activa la persecución de dos capitanes de la FAD, quienes podrían estar involucrados en el hecho", aseguró a Efe una fuente de la policía, que prefirió el anonimato.

De acuerdo con la información, los sargentos Carlos Miguel Santana Camacho, de la FAD, y Wilson Guerrero Ramírez, de la policía, fueron arrestados anoche.

"En estos momentos la fase de investigación en torno al caso está en un punto delicado, por lo que no podemos ofrecer mayores detalles para no dañar las investigaciones", agregó la fuente que calificó el hecho de "complejo".

La noche del jueves un comando de doce hombres irrumpió en la procesadora láctea Parlamat, en el municipio Santo Domingo Este, y tras reducir a la seguridad del lugar cargó con más de 300.000 pesos (unos 8.500 dólares).

Sin embargo, dos policías llamados a la escena del incidente lograron interceptar a los asaltantes y herir en las piernas al mayor de la FAD, José Vargas Cuello, señalado como el cabecilla del grupo y a otro hombre identificado como Marcos Comas, ambos internados en el hospital militar de ese organismo.

El grupo, que vestía ropa de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y portaba armas largas, irrumpió en el lugar simulando un operativo antinarcóticos, según distintas versiones.

La policía se incautó en la operación varias pistolas, chalecos y vehículos, y posteriormente dispuso el ascenso de rango de los dos agentes.

El asalto ha creado alarma en amplios sectores de la sociedad dominicana, que señalan el "alto grado" de corrupción en los organismos castrenses del país, y advierten sobre una escalada criminal de proporciones "inimaginables".