Autores españoles e italianos regalan rosas y libros en la Piazza Navona

  • Roma, 23 abr (EFE).- Escritores italianos y españoles de novela negra repartieron hoy libros y rosas a los transeúntes en la Piazza Navona, en el corazón de Roma, para festejar el Día del Libro, poco antes de participar en la mesa redonda "Il Giorno del Giallo" o "El Día del Misterio".

Autores españoles e italianos regalan rosas y libros en la Piazza Navona

Autores españoles e italianos regalan rosas y libros en la Piazza Navona

Roma, 23 abr (EFE).- Escritores italianos y españoles de novela negra repartieron hoy libros y rosas a los transeúntes en la Piazza Navona, en el corazón de Roma, para festejar el Día del Libro, poco antes de participar en la mesa redonda "Il Giorno del Giallo" o "El Día del Misterio".

Una mesa con la bandera catalana a modo de mantel, en honor a la festividad de Sant Jordi, y sobre ella una torre de libros y ramo de rosas rojas contrastaba con el fondo, la fuente de los Cuatro Ríos de Bernini y la Iglesia Barroca de Santa Inés.

Escritores italianos de novela negra como Giancarlo De Cataldo, autor de "Romanzo Criminale"; Massimo Carlotto, creador del personaje "l' Alligatore", y los españoles José María Guelbenzu, autor de "Un asesinato piadoso"; Rafael Reig ("Sangre a borbotones") y Lorenzo Silva ("La flaqueza del bolchevique"), regalaron libros y flores en la plaza.

Para el escritor, ensayista y crítico literario José María Reig (Asturias, 1963) el Día del Libro debería convertirse en "el día de la lectura", mientras que para José María Guelbenzu (Madrid,1944) se trata "de una tradición en el fondo muy poética".

Lorenzo Silva (Madrid, 1966), con 25 novelas publicadas en España e instalado en Barcelona, siente envidia como madrileño del festejo que se dedica al libro en Cataluña, aunque poco a poco en la capital de España va tomando fuerza la celebración de "la Noche de los Libros".

Massimo Carloto (Padua 1956) considera que el Día del Libro es "una fiesta muy civil hacia un objeto que tenemos en nuestra casa, que es capaz de hacernos felices, ponernos tristes, brindarnos un montón de emociones".

Por su parte, Mario García de Castro, director del Instituto Cervantes en Roma, que organizó el acto, dijo a Efe que "es hora de reconocer la importancia indiscutible de la literatura del género negro. En Italia se la tienen concedida, en España todavía no".

"Se trata de reflexionar sobre a la existencia de una novela negra mediterránea y por eso nada mejor que un diálogo entre autores italianos y españoles", agregó.