Ayuntamiento de Bilbao inicia la segunda fase de la peatonalización de la calle Ledesma, presupuestada en 1,5 millones

BILBAO, 20 (EUROPA PRESS) La calle Ledesma quedará definitivamente cerrada al tráfico rodado a partir del próximo martes, día 24, con motivo del inicio de la segunda fase del proyecto de mejora y renovación integral de esta zona de gran tradición hostelera, que supondrá una inversión de 1,5 millones de euros. Según recordó el Consistorio, entre mayo y diciembre del año pasado, se completó la primera fase del proyecto de peatonalización de Ledesma, que supuso la renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento del tramo superior de la calle, entre Alameda Mazarredo y Astarloa. Los obras, cuyo presupuesto ascendió a 615.452 euros, incluyeron también la mejora de todo el sistema de alumbrado y la instalación de bancos y elementos de jardinería, que confieren un carácter más estancial al entorno y garantizan una mayor tranquilidad en el uso y disfrute de este espacio urbano. TERMINADO PARA AGOSTO La actuación se completa ahora con la renovación integral del tramo de la calle Ledesma comprendido entre Buenos Aires y Alameda Mazarredo. Las obras se iniciarán el martes y está previsto que estén concluidas para el día 13 de agosto. El tramo afectado por esta fase de las obras tiene una longitud de 240 metros, casi el doble que el tramo acondicionado el año pasado. Gracias a esta actuación se rehabilitarán las redes de abastecimiento y saneamiento de la parte baja de Ledesma, se renovará el alumbrado público y se instalarán nuevos elementos de jardinería y mobiliario urbano que unificarán la estética de toda la calle. La renovación de la calle Ledesma obligará a cambiar las rutas de acceso a los garajes situados en la zona. Así, en los garajes de los primeros números de la calle Ledesma, las entradas y salidas se realizarán por Buenos Aires, mediante un nuevo semáforo en el cruce entre Ledesma y Buenos Aires. El acceso al garaje de la calle Berastegi se realizará desde Colón de Larreátegui, donde se han llevado a cabo ya las labores de rebaje de acera necesarios. CONTENEDOR SUBTERRÁNEO Una de las novedades más importantes de la peatonalización de este tramo de la calle Ledesma es la desaparición de los contenedores de basuras, gracias a la construcción de un contenedor subterráneo para residuos orgánicos de 30 metros cúbicos de capacidad, en la confluencia con la calle Berastegi. El contenedor estará dotado de dos buzones para el depósito de residuos y un compactador para reducir el volumen de la basura acumulada. La recogida de vidrio se realizará a domicilio y los contenedores de envases estarán ubicados en zonas próximas a la calle Ledesma. Por último, una vez concluidas las obras de renovación integral de la calle Ledesma, el Ayuntamiento de Bilbao instalará un dispositivo lector de matrículas para controlar el acceso de vehículos fuera del horario de carga y descarga. Dicho dispositivo estará conectado permanentemente al sistema de denuncias del Área de Seguridad Ciudadana y, en caso de detectar la presencia de algún vehículo fuera de dicho horario, emitirá de forma automática la sanción correspondiente.