Barro configurará un gobierno de la USC "creíble y sólido", tras la "sentida" dimisión de los vicerrectores de UA

Asegura que no aceptará nombres "de ninguna plataforma" y dice que creará un nuevo equipo "en el menor tiempo posible" SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 (EUROPA PRESS) El rector de la Universidade de Santiago (USC), Senén Barro, lamentó hoy "personal e institucionalmente" la dimisión de los cuatro vicerrectores de la plataforma Universidade Aberta (UA), que se sumó a la marcha del vicerrector de Relaciones Institucionales, Lourenzo Fernández, por lo que anunció que configurará un nuevo gobierno "creíble y sólido" para lo que resta de legislatura. "Siento esta decisión", destacó en rueda de prensa, después de que UA comunicara la decisión de abandonar el equipo de gobierno, al no aceptar el rector la propuesta de esta plataforma para sustituir a Lourenzo Fernández, que incluía la incorporación de personas y la reorganización de competencias. "No era asumible", precisó el rector. Así, Barro subrayó que va a "pensar y planificar" porque "no se trata de salir del paso", sino de "hacer una reorganización profunda" del gobierno de la USC, por lo que puntualizó que "no necesariamente" tiene que mantener el número de vicerrectorías actual. "No voy a mirar etiquetas y no aceptaré nombres de ninguna plataforma porque sí", garantizó. Tras lamentar la decisión de UA, Barro agradeció el trabajo que realizaron en estos tres años en el equipo de gobierno. "Respeto la decisión aunque no la comparta en tiempo y forma", dijo, al tiempo que matizó que "supone dejar desatendidas importantes áreas" la salida de Lourenzo Fernández, quien formalizó ayer la dimisión, para promover una candidatura para las elecciones en la universidad en 2010. Al respecto, comentó que, tras la dimisión de Fernández, escuchó a las tres plataformas que apoyaron su candidatura en 2006 --Plataforma Universitaria Progresista (PUP), UA y Converxencia Universitaria (CU)--. "UA dijo que non pretendía romper el pacto y la PUP criticó la medida del vicerrector por unilateral y porque desestabiliza el gobierno en un momento delicado", señaló. "Hoy presentaron su dimisión --los cuatro vicerrectores de UA--, que acepté, aunque con pesar", afirmó, y reiteró su agradecimiento por el trabajo realizado. "Siento mucho que la decisión de Lourenzo Prieto llevase a este punto", agregó. Tras las dimisiones, Barro dijo que trasladó a todos los miembros del equipo la confianza en las personas que lo integran y su trabajo y recalcó que garantiza la gobernabilidad en la universidad. Preguntado sobre cómo puede afectar esta situación a los estudiantes, explicó que "espera que no se enteren, que no vean disfunciones ni problemas" en el funcionamiento de la institución. SIN PRESIONES "Voy a formar un nuevo equipo, formado por personas de prestigio y comprometido, con personas de la universidad", aseveró, y trasladó el objetivo de mejorar "la eficacia y eficiencia" y afrontar los nuevos retos, centrados en la financiación universitaria, la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior y el desarrollo de infraestructuras. No obstante, reconoció que aún no tiene pensado el nuevo equipo porque las dimisiones se hicieron firmes hoy. "Pretendo ser ágil y rápido, pero no tanto", precisó. "Era algo no deseado por mi y sentido", reiteró y añadió que quedó "sorprendido" por la decisión de Lourenzo Fernández, ya que "fue una desagradable sorpresa". Barro admitió "disfunciones" con sus socios de gobierno, pero no "problemas serios". Además, insistió en que rechazó la propuesta de UA para sustituir a Fernández porque "es el rector quien debe organizar un equipo". "Reestructuraré competencias e incorporaré personas nuevas", matizó. "Tengo las manos libres", sostuvo, en relación a la configuración del nuevo gobierno y recalcó que trabajará sin presiones, "no guiado por sugerencias de ninguna plataforma". "Buscaré hombres y mujeres, persona muy comprometidas, que tengan capacidad", defendió ratificó su intención de configurar el nuevo equipo "en el menor tiempo posible" y dijo que "las primeras medidas de reorganización de responsabilidades van a ser rápidas".