Benedicto XVI afirma que "no hay que olvidar jamás la tremenda tragedia" del Holocausto judío

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El Papa Benedicto XVI manifestó hoy, al recordar su reciente viaje a Tierra Santa (8-15 de mayo) y en concreto su visita al Memorial Yad Yashem, que "no hay que olvidar jamás la tremenda tragedia de la Shoah".

"Es necesario --continuó el Pontífice durante la audiencia general-- que esté siempre en nuestra memoria como admonición universal del respeto sagrado por la vida humana que tiene siempre un valor infinito".

Asimismo, reveló que sus oraciones en los principales enclaves de Jerusalén iban dirigidas a pedir la paz en el mundo. "Jerusalén es la encrucijada de las tres religiones monoteístas y su mismo nombre -ciudad de paz- expresa el plan de Dios para la humanidad: hacer de ella una gran familia", agregó.

En relación con el conflicto de la región, Benedicto XVI señaló que "a veces parece imposible salir de la espiral de la violencia". En cambio, añadió que "la fe en un único Dios, justo y misericordioso, que es el recurso más precioso de estos pueblos, debe manifestar toda su carga de respeto, de reconciliación y colaboración".

Según afirmó, la peregrinación tuvo "como objetivo principal la visita a las comunidades católicas de Tierra Santa y se cumplió en diversas ocasiones también en Jerusalén, en Belén y Nazaret".

Refiriéndose en particular a su encuentro en el Cenáculo con el Custodio de Tierra Santa, el Papa señaló que habían "meditado juntos sobre la vocación de ser una cosa sola, formar un solo cuerpo y un sólo espíritu, de transformar el mundo con la mansa potencia del amor".