Brown pide que un órgano independiente se encargue de supervisar los gastos de los diputados

LONDRES, 19 (EUROPA PRESS)

El primer ministro británico, Gordon Brown, reclamó hoy que un órgano independiente pase a encargarse de supervisar los gastos de los miembros de la Cámara de los Comunes, en un intento por ayudar a superar la crisis de confianza a la que se enfrenta esta institución tras el escándalo suscitado por los dudosos gastos que han presentado algunos diputados.

Según Brown, que ofreció una rueda de prensa horas después de que el presidente de los Comunes, Michael Martin, anunciara que dejará el cargo el 21 de junio por esta polémica, la Cámara debe dejar de funcionar como "un club de caballeros" y estar regulada por un órgano independiente, lo que supone acabar con una tradición secular.

El primer ministro explicó que Martin y los líderes del Partido Conservador y del Liberaldemócrata, con los que se reunió hoy, están de acuerdo en que se debe crear una comisión externa que supervise los gastos de los diputados. Los parlamentarios "están actualmente en la posición de tener que ser juez y jurado de su propia paga y gastos", reconoció Brown.

Por ello, "fijaremos nuestras propuestas para (la creación) de una comisión independiente que regule el sistema de remuneración de los diputados, incluido cualquier complemento (salarial) que se les haga", indicó. "Este órgano independiente tendrá que asumir el papel de la oficina de gastos, autorizando las solicitudes de los diputados cuando éstas sean válidas", explicó.

En este sentido, adelantó que se establecerá un nuevo sistema para establecer qué gastos pueden pedir que se les reembolse a los diputados. Por otra parte, aseguró que todos aquellos diputados que hayan abusado de su cargo para reclamar gastos indebidos deberán devolver el dinero que se les dio.

Asimismo, el líder laborista aseguró que su partido no permitirá que ningún diputado que haya violado las normas actuales sobre el gasto se presente como candidato en los próximos comicios. Previamente, tras una reunión de la dirección del partido, había dicho que tampoco se permitirá la entrada en el gabinete de ningún ministro que no haya respetado estas normas.