Las constructoras españolas se quedan fuera del AVE de Reino Unido


  • Acciona, ACS, FCC y Ferrovial pujaban por los contratos para construir el ferrocarril de Londres a Birmingham, valorados en 7.500 millones de euros.

  • High Speed Two (HS2), la sociedad pública encargada del AVE británico, señaló que este contrato generará 16.000 puestos de trabajo en todo el país en los próximos años. 

  • Te interesa leer: Ferrovial congela la inversión en Reino Unido ante la "incertidumbre" del Brexit

Las constructoras españolas se quedan fuera del AVE de Reino Unido

Las constructoras españolas se quedan fuera del AVE de Reino Unido

Duro golpe para las constructoras españolas. High Speed Two (HS2), la sociedad pública encargada del AVE británico, las ha dejado fuera de la puja por el principal contrato de la línea entre Londres y Birmingham, un proyecto valorado en 6.600 millones de libras (7.500 millones de euros), según ha anunciado este lunes el consorcio británico.

Las compañías españolas que optaban por esas obras son Acciona (en colaboración con John Sisk y Lagan), ACS Dragados(con GallifordTry), FCC (con Laing O'Rourke y J. Murphy) y Ferrovial (con Morgan Sindall y BAM Nuttall). Ninguna de las cuatro constructoras ha obtenido alguno de los tres tramos en los que se divide la ruta entre la capital y Birmingham, según ha informado este lunes el consorcio HS2.

Sin embargo, pese a la experiencia de las empresas españolas en proyectos similares, las autoridades han optado por consorcios internacionales en los que destaca la presencia de compañías galas. En este sentido, ha adjudicado la zona sur a la corporación integrada por la sueca Skanska, la inglesa Costain y la austríaca Strabag. La parte central por el consorcio formado por la francesa Bouygues, las inglesas VolkerFitzpatrick y Robert McAlpine, además de la inglesa Carillion, la gala Eiffage y Kier. Y, por último, la parte norte será construida por la alianza compuesta por la británica Balfour Beatty y la francesa Vinci. El consorcio británico HS2 ha anunciado que este contrato generará 16.000 puestos de trabajo en todo el país en los próximos años.

De poco o nada ha servido la visita del monarca Felipe VI a Reino Unido la semana pasada cuando viajó al país con varios empresarios para relanzar los vínculos diplomáticos entre ambas naciones. Ahora bien, las esperanzas de las constructoras españolas no están de todo agotadas. Aún cabe la posibilidad de que puedan pujar por levantar las nuevas estaciones en el recorrido o en el concurso para los nuevos tramo como el que unirá Birminghan con Manchester. 

Por otro lado, los fabricantes ferroviarios españoles Talgo y CAF competirán por uno de los grandes pedidos de trenes de Alta Velocidad actualmente en liza, el del suministro de los que circularán por el AVE que construye Reino Unido, un contrato estimado en 2.750 millones de libras (unos 3.273 millones de euros). HS2 prevé anunciar a comienzos de 2018 el listado de empresas a las que invitará a presentar oferta, con el fin de adjudicar el pedido a finales de 2019.