De boxeador a cantante: el 'show' televisivo de Chávez no tiene límite


  • A menos de un mes para las elecciones presidenciales del 7 de octubre, el mandatario continúa regalándonos capítulos donde luce su telegenia. Bailes, vídeos, "amor", dialéctica y extras en Aló presidente... El espectáculo de Hugo Chávez se reinventa en campaña. Aunque visto lo visto, poco puede sorprendernos ya de las apariciones televisivas del presidente...

Chávez boxeador

Chávez boxeador Youtube

"Vayan buscando una camilla señores de la esquina azul porque al candidato burgués lo van a sacar con camilla del ring. Un K.O. fulminante". Con esta advertencia a su rival en las urnas, Henrique Capriles, el presidente de Venezuela inauguraba un nuevo capítulo en su lista de 'memorables'.

Acompañado de caricaturas al estilo de un cómic, ambos candidatos se enfrentan en un ring. El enorme púgil Chávez frente a un esmirriado oponente "burgués" que representa los peores demonios del comandante: la bandera "yanqui" en la gorra y una esvástica por la "extrema derecha".

El estilo particular del presidente ha vuelto a invadir la campaña. Hugo Chávez, simplemente, 'no se corta' en cuanto a espectáculo se refiere.

El presidente de Venezuela desveló el otro día que fue en la escuela militar donde se le desató una capacidad que ni él mismo conocía: la dialéctica. "Hice mi curso y yo tengo mi título de locutor", admitía.

En la campaña no podía ser menos. Más, cuando su oponente no destaca precisamente por el magnetismo y la telegenia.

En Zulia, Chávez atravesó a sus multitudinarios fans y subió las escaleras para convertirse en el rey de la tarima. Bailando junto a Los Cadillac', Hanny Kauam y Omar Enrique su himno de campaña: "Chávez Corazón del Pueblo".

La cámara lo quiere. Sus devaneos en televisión protagonizan ya una década en la historia de Venezuela.

Cada mañana, sobre las 11, un nuevo capítulo aparentemente improvisado de Aló Presidente. El presentador, moderador e invitado estrella, Hugo Chávez, aparece en primer plano. Repasa la hora y el día y comienza el discurso hasta que se cansa del tema, entre tres u ocho horas después. Cierran los aplausos. Es la revolución bolivariana, en versión talk show.

Uno de los más famosos capítulos lo dedicó su querido "Mr Danger", más conocido como George W Bush:

Chávez conoce las exigencias de los guiones televisivos y por eso, se reinventa. Ya sea con humor sarcástico o con historias emotivas.

Siempre situándose en el centro de la escena, pidiendo cámara y micrófono. La inauguración de un supermercado, una nueva empresa de pañales o un acuerdo comercial con China se convierten en excusas para un día más de show.

El espectáculo Chávez continúa.