Dexia atribuyó 8 millones de euros en bonificaciones a sus directivos en 2008

  • París, 23 abr (EFE).- El banco Dexia, salvado de la quiebra por Bélgica, Francia y Luxemburgo, atribuyó pese a su crítica situación ocho millones de euros de bonificaciones a buena parte de sus directivos de la división francesa el pasado año, revela hoy el diario Libération.

Dexia atribuyó 8 millones de euros en bonificaciones a sus directivos en 2008

Dexia atribuyó 8 millones de euros en bonificaciones a sus directivos en 2008

París, 23 abr (EFE).- El banco Dexia, salvado de la quiebra por Bélgica, Francia y Luxemburgo, atribuyó pese a su crítica situación ocho millones de euros de bonificaciones a buena parte de sus directivos de la división francesa el pasado año, revela hoy el diario Libération.

Esos ocho millones de euros de primas, de los que se beneficiaron sobre todo el centenar de grandes directivos de Dexia Crédit Local, no figuran en el informe anual de Dexia de 2008, precisa el periñodico.

El banco aseguró al diario francés que el monto de las primas era de 6,1 millones de euros sin contar las cotizaciones sociales, con lo que implícitamente admitió la cifra de los ocho millones.

La dirección también destacó que no sólo se llevaron ese dinero unos pocos directivos de más alto rango, sino hasta 765 personas, pero Libération precisa que el reparto no fue equitativo y que, por ejemplo, los operadores de mercado quedaron al margen, por ser considerados responsables de las pérdidas de la entidad.

La publicación de esta información podría generar una nueva polémica en Francia sobre las remuneraciones de directivos de empresas que reciben ayudas públicas y que despiden empleados (en Dexia se están suprimiendo 900 puestos, de los cuales 250 en Francia).

Sobre todo teniendo en cuenta que ya hubo revuelo cuando se supo que el anterior presidente de Dexia, Axel Miller, al ser depuesto para poner en marcha el plan de salvamento del banco, recibió una indemnización de 825.000 euros cuando se había comprometido a no percibir compensación alguna ante la delicada situación financiera de la entidad.

El pasado 9 de octubre, Bélgica, Francia y Luxemburgo acordaron un mecanismo conjunto de garantías de 150.000 millones de euros -cubierto en un 65% por el Estado belga, en un 36,5% por el francés y en un 3% por el luxemburgués- para facilitar el acceso de Dexia a los productos de financiación y evitar la quiebra.