Dos mujeres descubren su verdadera identidad 56 años después de ser intercambiadas por error en el hospital

NUEVA YORK, 11 (EUROPA PRESS/ Emilio López Romero)

Dos mujeres estadounidenses han descubierto su verdadera identidad más de media década después de que fueran intercambiadas por error en el hospital donde nacieron en el estado de Oregón, en la costa noroeste del país.

Se trata de Kay Rene Reed y DeeAnn Angell, o viceversa, según se mire, y ambas nacieron el 31 de marzo de 1953 en el Pioneer Memorial Hospital de Heppner, una pequeña localidad situada a 300 kilómetros de Portland, la ciudad más importante de Oregón.

La historia, revelada por el periódico local East Oregonian, comenzó con una llamada de teléfono de una mujer de 86 años que reveló que la madre de una de las niñas, Marjorie Angell, aseguró durante años que tras el parto le dieron a una bebé equivocada.

Eran las dos únicas niñas que nacieron en ese hospital el Día de la Primavera así que no había mucho lugar para la confusión. "Era una vecina de la familia y decía que tenía que quitarse una espina clavada durante décadas", afirmó el hermano de una de las afectadas.

VIEJOS RUMORES

Tras un primer momento de incredulidad, DeeAnn contactó con Kay Rene y después de cotejar fotos y recuerdos personales y de conocer viejos rumores al respecto, se hicieron las pruebas de ADN cotejadas con muestras de sangre de otros familiares ya que los padres y madres de ambas ya fallecieron.

"Después de ver por primera vez a Kay Rene, fui a cada y le dije a mi marido: 'No sé por qué quieren que nos hagamos las pruebas de ADN'", afirmó DeeAnn. "Me quedé impresionada al verla, porque es igual que mis hermanas gemelas", añadió.

El resultado del análisis fue contundente. Kay Rene en realidad se apellida Angell y es un calco de sus dos hermanas biológicas, y DeeAnn se apellida Reed, aunque ninguna los utiliza porque están casadas y en Estados Unidos la mujer pierde su apellido y se pone el del marido al contraer matrimonio.

Kay Rene sigue viviendo en Heppner y DeeAnn en Richland, en el vecino estado de Washington, y pese a que las dos ya conocen su verdadera identidad, ambas aseguran que lo único que quieren es seguir adelante con sus vidas. Eso sí, a partir de ahora celebrarán sus cumpleaños juntas.