EEUU se plantea organizar "reuniones informales" con Cuba para intentar abrir un proceso de diálogo, según 'NYT'

NUEVA YORK, 27 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Estados Unidos se está planteando organizar "reuniones informales" con Cuba para intentar así abrir un proceso de diálogo formal después de casi 50 años de relaciones casi inexistentes entre los dos países, según informa el diario 'The New York Times'.

Se están planeando "reuniones informales" entre diplomáticos del Departamento de Estado y cubanos en Estados Unidos "para determinar si los dos gobiernos podrían iniciar conversaciones formales sobre una variedad de temas", indicó el diario citando fuentes oficiales de la Casa Blanca y el Departamento de Estado.

En este posible diálogo se incluirían temas como seguridad regional, tráfico de drogas y migración. Además, también se considera aumentar los intercambios académicos y culturales, uno de los campos activos actualmente en las relaciones.

Las reuniones servirían para "tantear el terreno" y determinar si Estados Unidos y Cuba pueden entablar "una relación seria, civilizada y abierta", explicaron las fuentes. Estados Unidos está "listo para hablar de una serie de temas", añadieron, para advertir que "esto con Cuba va a tomar mucho tiempo y puede que no funcione".

El presidente norteamericano, Barack Obama, ha levantado las restricciones de viaje a la isla para los cubano-americanos así como del envío de remesas. Sin embargo, ha anunciado que no levantará el embargo que implantó Estados Unidos contra la isla en 1962 mientras La Habana no acometa reformas democráticas.

Pero un responsable del Departamento de Estado explicó al citado periódico que la presión por una nueva política hacia Cuba es "arrolladora", y que el Gobierno "intenta impulsarla en lugar de evitarla".

De este modo, otro funcionario afirmó que Washington no va a interrumpir los esfuerzos que está realizando para mejorar la relación hasta que La Habana se decida a hacer algún movimiento. "No creo que vayamos a pintar una línea roja en la arena para descartar cualquier conversación. Necesitamos empezar manteniendo un diálogo", indicó.