El 94,2% de los delincuentes sexuales de Catalunya no reincide

BARCELONA, 1 (EUROPA PRESS) El 94,2 por ciento de los delincuentes sexuales condenados en Catalunya no vuelven a cometer este tipo de delitos, según un estudio elaborado en base a los 315 hombres que fueron puestos en libertad entre 1998 y 2003 tras estar en prisión por estos delitos, frente al 37,4 por ciento de delincuentes comunes que sí vuelven a infringir la ley. Este estudio "rompe con el tópico de que los delincuentes sexuales reinciden mucho más que los delincuentes comunes", afirmó hoy la consellera de Justicia, Montserrat Tura, durante la presentación del informe, impulsado por el Centre d'Estudis Jurídics. Frente al 37,4 por ciento de reincidencia de los convictos comunes, sólo el 19 por ciento de los delincuentes sexuales vuelve a cometer algún delito, aunque sólo el 5,8 por ciento son sexuales, pues el resto son delitos violentos y otros generales, como robos. Los investigadores han analizado las circunstancias personales de los convictos antes de cometer el delito sexual y su vida fuera de prisión tras cumplir su condena, y han comprobado que tienen mejores relaciones sociales y de pareja, por lo que su estado emocional es mejor, una "cuestión clave", según el responsable del informe, Carlos Soler. Además, temen regresar a prisión e intentan evitar conductas de riesgo, como quedarse a solas con menores, a diferencia de los reincidentes, que sí las realizan, por ejemplo, poniéndose en contacto con víctimas potenciales. De hecho, algunos atribuyen su conducta a la víctimas y dicen ser incapaces de controlar sus impulsos sexuales. El estudio constata que hay tres perfiles de delincuentes sexuales: el que quiere satisfacer sus impulsos sin pensar en la víctima, el que quiere escapar de su entorno y el que quiere compensar el daño que ha sufrido, como abusos cuando era menor. En este último caso, "descargan su rabia contra la víctima y suelen ser más violentos", explicó Soler. Es por ello que los especialistas consideran que debe adaptarse el tratamiento a cada tipo de delincuente sexual y que éste debe seguirlo desde que ingresa en la cárcel hasta que se reintroduce en la sociedad, aunque Soler y Tura recordaron que el riesgo cero no existe. "Allí donde no llega la rehabilitación, debe llegar la supervisión", añadió Soler, en referencia a violadores reincidentes como Alejandro Martínez Singul, conocido como 'el segundo violador del Eixample'. "Que este caso no nos haga perder la globalidad del estudio", pidió Tura, quien recordó que su obligación no es centrarse en un único caso sino analizarlos todos. Es por ello que se ha realizado un segundo estudio aplicando un instrumento que analiza el riesgo de reincidencia de los delincuentes sexuales en base a 20 factores de riesgo --Sexual Violence Risk (SVR-20)--, a los 163 hombres que cumplieron condena por delitos sexuales en la cárcel de Brians 1 entre 1991 y 2002. Tras aplicar el SVR-20, los investigadores pueden predecir, con un 83,3 por ciento de posibilidades de acierto, aquellos convictos susceptibles a reincidir, y "detectar los factores de riesgo y, por lo tanto, los aspectos que deben modificarse para evitar la reincidencia", señaló la responsable del informe, Marian Martínez. De los 153 convictos, cuya media de edad son los 44 años y sólo el 8 por ciento tiene estudios superiores, 95 abusaron de mujeres y 58 de menores, y son, precisamente, los que abusan de niños los que tienen más riesgo de reincidir. "Los estudios no son propositivos, sino descriptivos", indicó Tura, quien ensalzó la utilidad de ambos para desarrollar un instrumento homogéneo para calibrar el riesgo de reincidencia tal como recomendaba la Comisión sobre la reincidencia de los ex presos condenados por delitos violentos, presidida por el ex fiscal jefe de Catalunya, José María Mena.