El Ayuntamiento organiza un taller las mañanas de los sábados 21 y 28 de marzo para construir y colocar cajas nido

PAMPLONA, 19 (EUROPA PRESS) El sábado 21 de marzo se celebra el Día Forestal Mundial, y el Ayuntamiento de Pamplona se une a las celebraciones de este hito con un taller de construcción y colocación de cajas nido, que tendrá lugar las mañanas de ese mismo día y del sábado 28 de marzo en el Museo de Educación Ambiental. La instalación de cajas nido en los árboles es una medida para beneficiar a las aves insectívoras, que son muy comunes en Pamplona, ya que en estos espacios pueden construir sus nidos y alimentar a sus crias, informó el Ayuntamiento en un comunicado. Las personas interesadas en apuntarse a esta actividad pueden hacerlo en las instalaciones del Museo de Educación Ambiental, en el Monasterio Viejo de San Pedro (C/ Errotazar, s/n), en el teléfono 948149804 o en el correo electrónico museoeducacionambiental@pamplona.es. Las sesiones tendrán lugar de 10 de la mañana a una del mediodía, y el taller es gratuito. Con la colaboración de los asistentes, en el taller se construirán 50 cajas nido especialmente diseñadas para aves insectívoras como carboneros, herrerillos, chochines, agateadores o lavanderas. Estas especies juegan un papel fundamental en el ecosistema y prestan un servicio muy beneficioso para las personas al controlar las poblaciones de insectos. Las cajas se colocarán en el Parque Fluvial del ArgaEn la primera sesión, que tendrá lugar el sábado 21 de marzo, se procederá al montaje de las cajas nido. Para ello, se suministrarán a los asistentes todas las piezas de madera necesarias para su construcción, precortadas, lijadas y agujereadas. También se dará a los participantes todo el material necesario para su ensamblaje como clavos, bisagras y ganchos. Al finalizar el taller se barnizarán todas las cajas y se identificará cada una con un número y el nombre de la persona que la ha construido, para que luego pueda identificarla. De esta forma, cada participante "apadrinará" una caja nido, y sus futuros ocupantes. En la segunda sesión, que tendrá lugar el sábado 28 de marzo, los participantes recorrerán el Parque Fluvial del Arga y colocarán las cajas en los lugares más adecuados. Para colocarlas, se utilizará un gancho de alambre que las colgará de una rama del árbol escogido a una altura de entre 3 y 6 metros, con la ayuda de una pértiga telescópica. Este sistema permite que el árbol no sufra ningún daño. Así, cada participante sabrá donde se ha colocado su caja y podrá visitarla cuantas veces quiera para ver cómo evoluciona y si ha sido ocupada por algún ave. Para realizar este seguimiento se les dará una ficha para que vayan rellenando con las observaciones que hagan desde el suelo. El taller está pensado para participantes de todas las edades, aunque los niños tendrán que venir con la ayuda de un adulto. Se obsequiará a los asistentes con un ejemplar de la obra "Atlas de las aves de Pamplona", de la colección municipal 'Biodiversidad urbana de Pamplona', con el objetivo de que reconozcan mejor las aves insectívoras. Por último, está previsto la realización de una puesta en común en junio con los participantes para ver los resultados obtenidos y se bajarán algunas cajas para observar si han sido ocupadas. DETERIORO DE LOS BOSQUES De entre las 94 especies que según el 'Atlas de las aves de Pamplona' habitan en la ciudad, las aves insectívoras juegan un papel fundamental en el ecosistema y prestan un servicio muy beneficioso para las personas al controlar las poblaciones de insectos. Sin embargo, estas aves que acostumbran a anidar en huecos de árboles viejos, lo tienen difícil en las ciudades, ya que se talan los árboles o las ramas huecas por motivos de seguridad. El 21 de marzo se celebra el Día Forestal Mundial. Los estados miembros de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) eligieron esta fecha en 1971, por ser el primer día de la primavera en el hemisferio norte, y el primer día del otoño en el hemisferio sur, dándole un carácter global a la celebración. Esta conmemoración se constituyó para llamar la atención sobre el grave deterioro que sufren los bosques: la mitad de los que una vez cubrieron la Tierra, 29 millones de kilómetros cuadrados, han desaparecido; cerca del 78 % de los bosques primarios han sido destruidos y el 22 por ciento restante están amenazados por la extracción de madera, la conversión a otros usos como la agricultura o la ganadería, la minería, los grandes embalses, las carreteras, el crecimiento demográfico o el cambio climático. Además, en nuestro entorno los bosques son cada vez más jóvenes, debido a su explotación maderera, por lo que es difícil encontrar árboles viejos.